Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:CLEMENTINA ARAMBURU | Antropóloga de Unicef

'Es inadmisible que 25.000 niños mueran en Perú'

La antropóloga Clementina Aramburu (Perú, 1952) está vinculada a Unicef desde 1988 y desde 1991 ocupa el cargo de Oficial de Programas de esta organización. En 1994 empezó a coordinar el plan Proandes, que trata de combatir la pobreza en las zonas indígenas y campesinas de Venezuela, Colombia, Bolivia, Ecuador y Perú, así como vigilar los derechos de los niños y las mujeres.

Pregunta. ¿Cómo se trabaja por los derechos de los niños en países en que no se respeta ni su vida?

Respuesta. La idea conseguir es todos los derechos para todos los niños; no hay uno más importante que otro. Trabajamos con dos aliados, la propia comunidad indígena y el Estado. Mejoramos la capacidad de éste para responder a las necesidades de la población y capacitamos a ésta para que pueda resolver sus problemas.

P. ¿Educar a la población?

R. La comunidad debe reconocer sus derechos, los factores que los violan, y resolverlos. Cuando eso no es posible, hay que ir a otras esferas, política, judicial, etc. Por ejemplo, es muy común que los niños no vayan a la escuela porque tienen que cuidar a los animales o vender caramelos en las esquinas. Eso lo puede resolver la familia y la comunidad, y se está haciendo mediante controles y ayudas.

P. ¿Qué hacen por las mujeres que mueren por dar a luz en casa

R. En los últimos 20 años la tasa de muertes ha sido altísima. Sólo el 10% de los partos se atendían en el servicio de salud. No tienen dinero para los gastos, y cuando están panzonas y tienen que subir y bajar quebradas y acantilados para ir al servicio de salud, prefieren arriesgarse a morirse en casa. Pero el motivo más fuerte es un motivo cultural, el rechazo a dar a luz en la camilla. Unicef ha elaborado un programa y cada vez son más las mujeres que van a los centros.

P. Los niños siguen muriéndose de hambre cuando no de un tiro.

R. Los seres humanos deberíamos sentir vergüenza. No podemos ser indiferentes a esos miles de niños que se mueren antes de cumplir un año por causas como la falta de vacunas. No es admisible que 25.000 niños menores de 5 años se mueran todos los años en Perú. Y no hay una línea sobre esas muertes silenciosas en los medios de comunicación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de junio de 2002