Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El comisario de Aguas del Segura se niega a declarar ante la juez

Pro-Río afirma que su silencio demuestra que oculta datos sobre la contaminación

El comisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Segura, José Alemán, no respondió ayer a ninguna de las preguntas que durante más de una hora le formuló la titular del juzgado número 6 de Orihuela que investiga la contaminación del río Segura. Alemán compareció en calidad de imputado por un 'delito continuado contra el medio ambiente', y se acogió a su derecho constitucional de no declarar.

Para la acusación particular esta actitud tiene una lectura diáfana: 'demuestra su pretensión de obstaculizar la labor de la justicia para ocultar la responsabilidad de la Administración en la contaminación del Segura', según denunció el portavoz de Pro- Río, José Antonio Muñoz.

Aunque el interrogatorio se prolongó durante más de una hora, Alemán se acogió a su derecho constitucional de no responder a las preguntas que le formularon y lo hizo bajo el argumento de que 'no había dispuesto de tiempo suficiente para prepararse la declaración', según explicó el abogado de Pro-Río, Hermenegildo Rodríguez. Para la acusación particular, esta postura es un signo elocuente de que la Confederación Hidrográfica guarda una relación directa con la degradación medioambiental que soporta el río Segura ya que evidencia 'su incapacidad de defenderse' de la acusación de haber permitido durante años los vertidos tóxicos.

'Este silencio es más que significativo', comentó José Antonio Muñoz Grau, 'cuando un comisario de Aguas se niega a hablar de expedientes que conoce a la perfección es porque trata de ocultar datos a la justicia'. Según el colectivo los procesos judiciales abiertos 'ponen de manifiesto' que la Administración ha mentido 'sistemáticamente' al decir que está adoptando medidas para solucionar el problema del Segura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de junio de 2002