Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jueces malagueños dan marcha atrás y acuerdan no exigir corbatas en los juicios

Aunque lo aprobaron hace tres semanas ahora dicen que es una exigencia 'formalista'

Los jueces de lo penal de Málaga que hace apenas tres semanas acordaron por unanimidad suspender todo juicio en el que un letrado se presentara sin corbata, han dado marcha atrás y han decidido dejar sin efecto esa exigencia que ahora consideran 'tan formalista'. La rectificación se produjo el jueves, un día después de que el Colegio de Abogados instara a sus miembros a acudir a las vistas sin corbata y resolviera impugnar el acuerdo de los jueces al entender que era contrario a derecho demorar un juicio por no llevar esta prenda.

La junta de jueces de lo penal fundamentó su cambio de postura 'en atención a los derechos fundamentales de los ciudadanos que priman sobre cualquier circunstancia de índole tan formalista como es el uso de la corbata'. Pero mientras el acuerdo del 7 de mayo pasado fue adoptado por unanimidad de los nueve magistrados de lo penal, la rectificación salió adelante con ocho votos ya que el titular del juzgado número 6, José Luis Infante, se abstuvo. La polémica medida fue tomada a instancia de este juez que aquella misma mañana había suspendido sine die una vista porque un abogado no llevaba corbata. Héctor González -que además fue apercibido por el juez- recordó que ni en la Ley Orgánica del Poder Judicial ni en la Enjuiciamiento Criminal se contempla el no usar esa prenda como motivo de aplazamiento.

González matizó el jueves que el debate abierto no era en torno al uso de una prenda, sino por la vulneración del derecho de los letrados a vestir como quieran y porque a su vez eso provocara una dilación indebida de los procesos. Sin embargo, algunos abogados consideraban que la polémica era anecdótica y que la prensa debía denunciar 'la lentitud de la Justicia, la falta de medios o que el Gobierno central adopte decisiones que entran en el ámbito judicial y vulneran la división de poderes'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de junio de 2002