Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo Escolar aprueba por consenso un dictamen crítico con la Ley de Calidad

El Consejo Escolar Valenciano (CEV, máximo órgano de deliberación del Consell en materia educativa) aprobó ayer 'por consenso' un crítico dictamen con la Ley de Calidad que prepara el Gobierno, donde se cuestiona la falta de 'un diagnóstico previo sobre el fracaso escolar' en el sistema educativo español; se concreta la necesidad de dotar de 'una financiación adecuada a la reforma'; se introducen cambios a los itinerarios educativos propuestos en secundaria; y se hace hincapié en que sea la Administración la que planifique la implantación total de la enseñanza infantil desde los 0 años hasta la primaria.

El documento -que fue distribuido el jueves entre las más de 20 organizaciones de sindicatos, padres, alumnos, patronal y Administración que están en el CEV [ver EL PAÍS de 27 de mayo]- supone un paso en la dirección acordada en la reunión estatal de Oviedo, donde 16 consejos escolares de todas las autonomías cuestionaron 'la falta de apertura de un proceso de discusión por parte del ministerio' antes de abordar una reforma de este calado. Con este dictamen, la Comunidad se suma a la lista de autonomías que esta semana han criticado la memoria econonómica de la Ley, en la que sólo aparecen 27 millones de euros para reformar la enseñanza secundaria que es el eje central del sistema.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de mayo de 2002