Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mesa de ayuda a inmigrantes cree que Camps evita reunirse con ellos

'No parece que el delegado del Gobierno tenga demasiadas ganas de recibirnos'. Así se expresaba ayer un representante de la Mesa d'Entitats de Solidaritat amb els Inmigrants, quien lamentaba que más de dos meses después de que Francisco Camps asumiera su cargo no sólo no se ha reunido con ellos, sino que ha suspendido las reuniones que habían acordado.

Camps accedió hace unas dos semanas a las peticiones de reunión remitidas desde principios de abril por parte de las asociaciones, y fijó como fecha de encuentro el miércoles pasado a las 16 horas. Sin embargo, el día anterior la anuló 'por problemas de agenda' y la postergó a ayer con un notable cambio. Señaló que como la mesa de entidades es de ámbito provincial, sería más adecuado que fuera el subdelegado en Valencia en funciones, Juan José Sendra, quien le representara. Pero tampoco pudo ser. La delegación corrigió ayer horas antes del encuentro y señaló que se tendría que aplazar durante algunos días más el encuentro ya que Sendra ocupa el cargo de forma provisional, por lo que sería mejor esperar a que el nuevo subdelegado tomara posesión. A este nuevo cambio de planes se suma un detalle que no ha sentado nada bien a las asociaciones de inmigrantes. Apuntan que Camps no tuvo problema en reunirse el miércoles a las 12 horas con la sección de extranjería del Colegio de Abogados de Valencia, una entidad que también es de ámbito provincial a la que no puso ningún problema. Los representantes de las asociaciones que trabajan con inmigrantes no entienden que hay una 'falta de voluntad', especialmente después de que desde que Camps insistiera en que el proceso de regularización de inmigrantes ha finalizado, una situación que ponen en duda los representantes de la mesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de mayo de 2002