Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Mundial 2002 | FÚTBOL

Camacho dispara con todo

El técnico carga contra la prensa por querer 'joder' a la selección y afirma que no le puede juzgar 'quien nunca ha jugado un Mundial'

El día era festivo en Ulsan y el cielo estaba azulado. Nada hacía presagiar la tormenta que se avecinaba. Camacho había fijado su primera conferencia de prensa en suelo coreano... y se desató un huracán. De buenas a primeras, como si necesitara vaciar la angustia que a tantos y tantos entrenadores provoca el examen de un Mundial, el seleccionador explotó y cargó contra el auditorio. Primero acusó a algunos periodistas, a los que no quiso nombrar, de haber proclamado su intención de 'joder a la selección'. 'Aquí hay mucha gente que ha dicho que viene a joder, que su misión es ésa; no lo digo yo, lo decís vosotros, y la gente debe saberlo también', sostuvo el técnico. Al ser consultado a qué se refería en particular, Camacho lanzó otra andanada: 'Han dicho que hay que fastidiar a la selección porque estáis para hinchar los cojones'. ¿Pero quién lo ha dicho? 'Si yo digo que lo han dicho, lo han dicho y se ha acabado'.

Camacho apuntó en reiteradas ocasiones que el 'problema' de la prensa es que 'le gusta la polémica' y, en su opinión, en la concentración coreana 'hay una tranquilidad pasmosa'. 'Queréis noticias y no las hay, ése es vuestro problema, que esta concentración es un bálsamo y hay gente que dice que no le interesa la tranquilidad'. El seleccionador aludía, con toda probabilidad, al incidente ocurrido en Jerez el pasado domingo entre Raúl y el preparador físico, Carlos Lorenzana. Un hecho al que Camacho quiso restar relevancia y que considera que ha sido magnificado, pero que provocó que su ayudante intentara dimitir 24 horas antes del viaje al Mundial. Algo que el propio Lorenzana no desmintió a los periodistas. 'Me pasan informes de lo que escribís y quiero que mucha gente sepa que hay cosas que no ocurren', enfatizó el entrenador.

Pero a Camacho no sólo le ha enfurecido el asunto Lorenzana, o que se debata sobre la insólita presencia del seleccionador de fútbol-sala, Javier Lozano, en el hotel de convivencias de Ulsan. Al seleccionador también le ha irritado que se juzguen y analicen los tres sistemas de juego que ha empleado esta semana en los dos amistosos celebrados en Corea. Cuando ayer un periodista le apuntó que acusar de forma genérica a la prensa de querer 'joder' a la selección era un falta de respeto para todo el colectivo, el técnico murciano espetó: 'Igual la falta de respeto es la de algunos que hablan de tácticas y sistemas y nunca han jugado o han dirigido a un equipo, y aún así se permiten el lujo de hacerlo; yo he estudiado, he estado en Primera División y en un Mundial, a otros no les he visto nunca practicar sistema alguno en un Mundial'. 'Oiga, también hay críticos taurinos que nunca han saltado a Las Ventas'. 'También de eso sé yo más que muchos', apostilló Camacho.

Por último, cuando se le insistió al término de su conferencia de prensa si realmente se iba con la idea de que había malas intenciones contra el equipo, el seleccionador afirmó con rotundidad: 'No es que me vaya con esa idea, es que ya la traía; después del Europeo (la Eurocopa 2000) hablamos con directores de medios que nos dijeron que tenían que vender periódicos'. Eso sí, en medio de la tormenta, Camacho puntualizó que, en ningún caso, estaba especialmente 'contrariado': '¡Cómo voy a estar enfadado si estoy en un puesto de privilegio!'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de mayo de 2002