Descubierto en la necrópolis islámica de Écija el primer caso documentado de un ajusticiamiento en la península

Las excavaciones arqueológicas en la necrópolis islámica hallada en la Plaza de El Salón de Écija han descubierto los restos de una persona ejecutada que, según los expertos, 'puede tratarse del primer caso de ajusticiamiento documentado en la península'. Según explicó la directora de la excavación, Ana Romo, la inhumación 'se aparta de las tendencias rituales habituales de la época islámica de los cuerpos colocados sobre el lado derecho, al presentarse en posición de cúbito supino'.

La inhumación presenta, según Romo, 'las extremidades inferiores levantadas en acentuada flexión, con síntomas de ahorcamiento y con indicios de fuego en los huesos, lo que la hace única en la península y de muy difícil documentación en el resto del mundo'.

El antropólogo de la excavación, Juan Manuel Guijo, dijo que al examinar la zona cervical del cadáver, que pertenece a una mujer de entre 20 y 25 años, 'se detectaron evidencias de una cuerda ceñida a la zona exterior del cuello y otros restos a los lados en los que puede verse incluso el trenzado de la soga'. El antebrazo del cadáver presenta una posición muy forzada en acentuada flexión con la mano junto a la mandíbula, y en 'esta zona se advierte como el dedo pulgar se desliza entre la cuerda y el borde inferior de la mandíbula'.

Guijo indicó que las anómalas circunstancias del enterramiento, la posición de la cuerda y la forma en que es separada del lado izquierdo del cuello 'nos pone en evidencia un caso de ajusticiamiento por ahorcamiento en la época islámica, algo desconocido hasta ahora en la península', dijo.

En la zona izquierda de la mandíbula se localizan vestigios de tejido o cuerda, lo cual, junto con la posición de la mano izquierda, 'indicaría la posición del nudo corredizo de la cuerda', aseguró. Según el antropólogo, otras evidencias como indicios de fuego en el hueso 'nos obligarán a hacer futuros estudios para aclarar más las circunstancias históricas que rodearon este enterramiento'. El enterramiento será sacado en bloque y reconstruido para su estudio y exposición en el Museo Histórico Municipal de Écija.

Hasta el momento los casos más parecidos documentados son los llamados Hombres de los pantanos que corresponden a cuerpos que se han conservado por la acidez del medio pantanoso al que fueron arrojados, detectados en diversas épocas históricas en turberas del norte de Europa. La Plaza de El Salón de Écija reúne unas características arqueológicas y antropológicas especiales al combinar el mayor cementerio islámico de Europa, de donde ya se han extraído más de 1.500 enterramientos, y unos restos arqueológicos romanos en los que destacan la natatio romana y esculturas de gran valor como la Amazona Herida.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Según explicó Romo, la excavación entra 'en su fase más interesante, tanto en la época romana como en la islámica'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS