Chenoa 'entra' en la política vasca

El euskera, Operación Triunfo (OT), la etarra Carmen Guisasola, los payasos Takolo, Pirritx eta Porrotx, la concejal Encina Serrano -la versión vitoriana de Esperanza Aguirre-, el grupo Su Ta Gar... La política vasca es tan enrevesada que se pueden mezclar los elementos más dispares y formar con ellos un cóctel explosivo. La chispa surgió cuando el Ayuntamiento de Vitoria, gobernado por el PP, decidió eliminar del cartel de fiestas de La Blanca (4 al 9 de agosto) al grupo de rock vasco Su Ta Gar, al que ya había contratado de palabra, para colocar en su lugar a Chenoa, la popular componente del boom televisivo del año.

Los grupos municipales de Vitoria han hecho del asunto un motivo más de bronca política. Cada uno ha tratado de sacar provecho. Y Chenoa, sin saberlo siquiera, ha entrado a formar parte de la batalla. La concejal de Cultura, Encina Serrano, se defiende aludiendo al incuestionable gancho popular que tiene la cantante de la academia de OT. De eso no hay duda: un doble disco de platino a las pocas semanas de sacar a la venta su primer compacto y un lleno absoluto el 13 de abril cuando todos todos los chicos de OT actuaron en el Buesa Arena. La cuestión está en las formas. Aunque el Ayuntamiento aún no sabe la cifra exacta, la actuación podría costar unos 48.000 euros, frente a los 9.000 euros de Su Ta Gar. Será uno de los conciertos más caros en la historia de La Blanca.

La oposición nacionalista y los grupos que fomentan el euskera han aprovechado para acusar al Gobierno municipal de practicar la 'exclusión' contra quienes no entran en los cánones que satisfacen al PP. Algunas críticas han llegado al extremo. 'Pronto los que opinamos de modo diferente vamos a parecer como los judíos en la Alemania nazi, señalados', acusó el viernes la edil de Batasuna Eba González de Heredia.

La concejal de Cultura de Vitoria aseguró no tener nada en contra del grupo sustituido. De hecho, esta semana ha reconocido: 'No sé quién es Su Ta Gar y tampoco conozco a Los Caños', otro de los integrantes del cartel de La Blanca en la plaza de Los Fueros, el mismo escenario que ocupará Chenoa. Los demás son: Rosario, Fangoria y Juan Pardo. Sin embargo, Serrano se negó a aceptar la sugerencia de algunos partidos de compensar los perjuicios causados a Su Ta Gar ofreciéndole otra actuación, en fiestas o en otro momento.

Pero si Serrano no conocía al grupo de rock vasco, uno de los más conocidos en la actualidad (lleva una trayectoria de 15 años y más de 550 conciertos en directo), sí sus compañeros del PP en el Parlamento vasco. Según recordó la concejal de Batasuna, el PP realizó una pregunta el 27 de marzo al director general de EITB, Andoni Ortuzar, en la que le solicitaba que retirara el premio de la audiencia de la emisora Euskadi Gaztea a Su Ta Gar, porque una canción de su último disco, titulado Jo ta ke, incluye una canción, Eromena (Locura), cuya letra fue escrita por la etarra Carmen Guisasola, extraditada por Francia en marzo.

Y no sólo eso. Se da también la casualidad de que Su Ta Gar colaboró con una canción en un disco presentado el pasado 3 de diciembre en apoyo al gaztetxe de Vitoria, precisamente un punto sensible para el alcalde Alfonso Alonso, que quiere derribar cuanto antes ese local alternativo situado en el Casco Viejo. Pese a todo, Serrano se esforzó en asegurar que la retirada de Su Ta Gar sólo significa una casualidad, porque la actuación de Chenoa sólo puede ser el 7 de agosto, justamente el día previsto para el grupo. 'Es una coincidencia, y quien quiera ver fantasmas, allá él', comentó la concejal de Cultura, quien admitió no saber 'cuánto supondrá económicamente' este concierto.

Payasos, sin subvención

En el debate se ha mezclado también la decisión del gobierno municipal de no subvencionar al grupo de payasos Takolo, Pirritx eta Porrotx, al que pertenece Aiora Zulaika, concejal de Batasuna en Lasarte-Oria, quien no condenó el asesinato por ETA de Froilán Elespe, su compañero del PSE en el consistorio. El PP contó el viernes con el apoyo de los socialistas en una comisión extraordinaria, como en muchas otras ocasiones en otras materias.

La oposición del PNV y EA también ha tratado de criticar la actitud del PP en este punto, al calificar de 'chantaje' la negativa del equipo de gobierno a subvencionar las actuaciones previstas del grupo de payasos en los barrios de Judimendi y el Casco Viejo. Las críticas se mitigaron al recordar el representante socialista, Peio López de Munáin, que la misma medida se ha adoptado en Bilbao, municipio gobernado por la coalición nacionalista.

Son los contrasentidos de la política vasca. Chenoa difícilmente acertará a entenderlos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 25 de mayo de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50