Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González y Cebrián alertan sobre la pérdida del debate político y los valores democráticos

Presentación en Cádiz del libro 'El futuro no es lo que era'

El ex presidente del Gobierno Felipe González y el académico, periodista y consejero delegado del Grupo PRISA, Juan Luis Cebrián, advirtieron ayer en Cádiz sobre la paulatina pérdida del diálogo en la política y el empobrecimiento de los valores democráticos en la sociedad española. 'El debate político ha sido sustituido sistemáticamente por la descalificación', dijo González en respuesta a una pregunta sobre la 'pérdida de valores democráticos' que planteó Cebrián. Estos dos protagonistas de la transición española volvieron a entablar un nuevo diálogo para la presentación en Cádiz de su libro El futuro no es lo que era, del que se han publicado nueve ediciones.

'No hay debate político en España porque en todos los ámbitos sociales ha sido sustituido por la descalificación', criticó el ex presidente del Gobierno, quien lamentó igualmente que haya 'un desajuste' entre los responsables políticos nacionales y europeos y los cambios que abandera la civilización actual. 'Los políticos tienen la obligación de organizar el espacio público compartido, que es la sociedad; sólo organizarlo y no intervenirlo'. 'En este sentido', añadió, 'hay un desajuste claro'. González lamentó que los gobernantes sean 'incapaces de aplicar a la política el cambio que se está produciendo en la civilización por las nuevas tecnologías y la globalización'

Juan Luis Cebrián denunció 'la pérdida del diálogo sobre los valores y sobre la libertad fundamentada en la democracia'. 'Se habla de inmigración y de detenerlos [a los indocumentados] en la frontera como si fuera un problema y no se habla de los valores de la inmigración sobre la que depende el futuro de Europa', lamentó Cebrián, quien puso como ejemplo los episodios ocurridos en el municipio almeriense de El Ejido para denunciar la existencia de dos derechas en España: '¿Cómo es posible que se pregunte si hay otra derecha en España? Sí hay otra, o no es ultraderecha el alcalde de El Ejido [Juan Enciso] que es igual que Le Pen. No encuentro ninguna diferencia'.

Cebrián denunció que los valores de la democracia están 'en juego'. 'Hay una pérdida de privilegios democráticos y de la libertad tal y como la concebimos en la transición', dijo Cebrián, quien añadió: 'Recibo la sensación de que se habla menos de los valores en los que nos apoyamos y defendimos durante la transición'.

Felipe González también se refirió a aspectos como la seguridad en España. 'La seguridad es un concepto que ha abandonado la derecha, al igual que la modernización. Son conceptos que nunca defendieron. Mientras que 100.000 policías privados se encargan de la seguridad de un 5% de la población, 80.000 policías públicos lo hacen del 95% de la sociedad, de la gran mayoría. Detrás de eso hay valores, de una política de Estado que privatiza hasta la seguridad', defendió el ex presidente del Gobierno.

Asimismo, González lamentó la 'pérdida del enfoque de los problemas políticos'. Puso como ejemplo el escaso grado de debate y crítica que ha generado la pérdida del caladero pesquero de Marruecos. 'No es que el problema no exista, que sí que existe y afecta y mucho. Lo que ocurre es que se deja de hablar de ello como se dejará de hablar de la futura reforma del PER', lamentó el ex presidente del Gobierno, quien explicó por qué a su juicio el PP recibe menos críticas por su actuación al frente del Gobierno central: 'Lamentablemente la derecha sigue dando miedo'.

Ambos autores destacaron la experiencia del diálogo que mantuvieron para escribir esta obra, que presentaron ante más de 200 personas que abarrotaban la sede de la Asociación de la Prensa de Cádiz, que organizó este acto dentro del ciclo La prensa en la calle.

El futuro no es lo que era ya ha superado la novena edición y hace dos semanas salió a la venta la edición de bolsillo al precio de 4,99 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de mayo de 2002