Maragall pide a los diputados del PSC en Madrid que defiendan su proyecto

El líder socialista afirma que CiU lleva a Cataluña al anquilosamiento

Pasqual Maragall pidió ayer a los parlamentarios del PSC en el Congreso de los Diputados y el Senado que defiendan y expliquen 'con eficacia' en sus intervenciones en las cámaras legislativas el proyecto de Cataluña que propone para el Gobierno de la Generalitat. El líder del PSC tuvo una sesión de trabajo de algo más de dos horas con los parlamentarios socialistas en Madrid y hoy asiste a la reunión del comité federal del PSOE.

Maragall se desplazó ayer a Madrid para celebrar una reunión con los diputados del PSC en el Congreso y los senadores socialistas integrados en la Entesa Catalana de Progrés. En su intervención, el líder socialista explicó que concibe su proyecto para Cataluña como 'un nuevo impulso' a la primera etapa de más de 20 años de autogobierno, que ha tenido un único presidente y gobiernos de un mismo color político durante más de dos décadas.

La larga estabilidad de gobierno en Cataluña se explica, según Maragall, por el hecho de que los ciudadanos valoran mucho la autonomía por el mero de haber sido posible. Pero señaló que ahora existe claramente un 'riesgo de anquilosamiento' en la gobernación de Cataluña si no recibe un nuevo impulso

Al agotamiento propio de la larga permanencia de CiU en el Gobierno catalán se añade, a juicio de Maragall, que la alianza con el PP ha restado a los nacionalistas de Jordi Pujol todo margen de maniobra en esta legislatura. Y muy en particular, precisamente en el ámbito de la mejora del autogobierno, en el que CiU ha perdido la capacidad de presionar y la iniciativa.

Es lo que sucede, por ejemplo, en la reclamación de una participación efectiva de Cataluña y las comunidades autonómas en los organismos de gobierno de la Unión Europea, que el PP rechaza en redondo. Maragall destacó que este empeño es muy difícil, pero pese a ello consideró positivo que el PSC 'mantenga su capacidad de influencia'.

El hecho de que CiU mantenga su alianza con un PP que está lanzado a una cruzada neocentralista se explica sólo, según Maragall, si se tiene en cuenta que la verdadera preocupación actual de los nacionalistas es ganar tiempo hasta las próximas elecciones autonómicas. Esto hace que el de Pujol sea un Gobierno débil, dijo, que no ejerce ni las competencias que tiene y que dé continuas pruebas de que carece ya de reflejos para responder a los problemas del país. Tanto si son circunstanciales, como los daños de una nevada o la peste porcina, como si derivan de la inexistencia de una estrategia económica digna de este nombre. Para colmo, agregó, la oferta de Aznar para que CiU entre en el Gobierno de España ha dejado a los nacionalistas sin argumentos frente al PP.

Maragall reiteró que el nuevo impulso al autogobierno que propone es posible precisamente porque la experiencia de los casi 25 años de autonomía ha sido positiva. Subrayó que su propuesta se hace 'desde la confianza' y que él concibe el autogobierno de Cataluña 'como una contribución a España y a Europa'.

El presidente del PSC pidió a los parlamentarios que actúen en línea con su proyecto para Cataluña. Esto no siempre es fácil, pues los diputados del PSC no son más que un subgrupo en el grupo parlamentario del PSOE, en el que hay que compaginar muchas posiciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 25 de abril de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50