Banesto estudia retirar su OPA de exclusión para seguir en Bolsa

La filial del SCH sacará más títulos para dotar de liquidez el valor

Banesto está estudiando dar marcha atrás en la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) de exclusión de Bolsa que presentó el pasado 11 de febrero ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Esta oferta afectaba al 1,43% de su capital no controlado por el Santander Central Hispano (SCH), que posee el 98,57% de los títulos de Banesto y se ofrecía al accionista un precio por acción de 15 euros.

Más información

Banesto, uno de los valores históricos de la Bolsa española, continuará negociándose en el mercado de acciones. La entidad presidida por Ana Patricia Botín está estudiando retirar la OPA de exclusión del valor que presentó el pasado 11 de febrero ante la CNMV y que llevó, lógicamente, a la suspensión cautelar de este valor.

Las fechas tienen importancia, ya que dos días después de presentada esta oferta, que daba una contraprestación a los accionistas de 15 euros por títulos -ayer cerró en el mercado español a 14,87 euros por acción- tomaba las riendas de la entidad Ana Patricia Botín, dentro de una importante remodelación que afectó tanto al SCH como a su filial Banesto. Así, fuentes de la entidad financiera aseguran que esta decisión de retirada de la oferta ha tenido mucho que ver con el nombramiento y, en este sentido, Ana Patricia se mostraría más partidaria que su antecesor, Alfredo Sáenz, para que Banesto continúe sometido a la valoración diaria de los inversores.

También pesan numerosas querellas criminales contra el banco presentadas por anteriores gestores y ex empleados por apropiación indebida de acciones de Banesto, que pudieran haber retrasado sine die esta operación de salida del mercado de la entidad hasta que concluyan los procesos judiciales. Una posibilidad que es rotundamente descartada por fuentes autorizadas de la entidad financiera.

Poca negociación

La retirada de la OPA de exclusión iría pareja con la venta de un paquete de acciones que rondaría, según fuentes del mercado, un 5% del capital. Aunque desde Banesto no precisan el porcentaje que se sacará al mercado, sí se pretende que el valor tenga unos niveles de liquidez adecuados que cumplan con las exigencias de frecuencia, volumen y número de accionistas fijado por la legislación. Además, existe un aspecto cualitativo en operaciones de este estilo, ya que cotizar en Bolsa debe ajustarse a un proyecto empresarial en el que tenga sentido estar en el mercado.

No obstante, no se plantea una gran oferta pública de venta (OPV) de títulos de Banesto, sino un pequeño porcentaje de capital que permita a los accionistas comprar y vender sin demasiadas dificultades.

Actualmente, se negociaba libremente en el mercado el 1,43% del capital (8,76 millones de acciones), mientras que el Santander Central Hispano es propietario del 98,57% restante de los títulos (603,89 millones de acciones). Un exiguo número de títulos que ha dejado la cotización de Banesto sin ningún interés para los inversores, sobre todo para aquellos con un tamaño mediano o grande que no pueden entrar y salir con facilidad del valor. El negocio habitual en Bolsa del banco se coloca muchos días por debajo de los 120.000 euros. Por ejemplo, ayer, en el mercado continuo español se cruzaron operaciones por valor de 57.126 euros.

Con este baja cotización, los precios de Banesto no son muy significativos en Bolsa. No existe, pues, una oferta y demanda lo suficientemente amplia para que el precio se forme correctamente. A lo largo del año, el banco se ha revalorizado el 7,86%, después de que durante el pasado ejercicio perdiese el 3,55% de su valor. En el año, ni siquiera se ha llegado a los 15 euros del precio de la OPA de exclusión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 24 de abril de 2002.

Lo más visto en...

Top 50