Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sancionados cinco policías por multar a coches de limpieza con lanzadestellos

Los agentes siguieron la normativa, que limita el uso de los 'pirulos'

Cinco agentes del turno de tarde de la Unidad Especial de Tráfico de la Policía Municipal de Madrid han sido sancionados por la concejal de Seguridad, María Tardón, con tres días de suspensión de empleo y sueldo por desobedecer una orden del inspector jefe del Cuerpo, José Luis Morcillo. Éste cursó en diciembre pasado una circular en la que prohibía expresamente sancionar a los vehículos de limpieza por llevar encendidas las luces de emergencia lanzadestellos, conocidas como pirulos, cuando se dirigían a sus zonas de trabajo, a pesar de que ese uso está vetado por el Reglamento de Circulación.

La resolución explica que los agentes cometieron una falta leve -a la que corresponde una sanción de entre uno y cuatro días de suspensión de empleo y sueldo o el apercibimiento de sanción- al denunciar a los vehículos a pesar de conocer la orden de Morcillo. Algunos agentes señalaron durante la instrucción de los expedientes, abiertos el pasado enero, que la circular del inspector jefe 'no fue comprendida debidamente, creándoles dudas al respecto de su cumplimiento'.

Javier Payar, secretario general del sindicato Unión de Policía Municipal (UPM), calificó como 'posible prevaricación' las sanciones aplicadas, ya que el Reglamento de Circulación recoge que los vehículos especiales sólo podrán llevar encendidos los rotativos lanzadestellos cuando estén trabajando y no durante los desplazamientos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de abril de 2002