Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fraga y Beiras se ven por segunda vez y buscan un pacto para la LOU

El acercamiento entre el presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga, y su gran antagonista de los últimos doce años, el líder del BNG, Xosé Manuel Beiras, no era un simple 'paripé'. Así lo subrayó ayer el propio Beiras al dar cuenta de que el día anterior se había reunido con Fraga por segunda vez, después de que el pasado enero ambos celebraran su primera entrevista desde que el fundador del PP alcanzó el Gobierno gallego, en 1990. Los viejos adversarios volvieron a almorzar en el mismo restaurante de la vez anterior y, tras dos horas de charla, llegaron a un acuerdo: Fraga, según Beiras, se comprometió a abrir un diálogo para consensuar la aplicación en Galicia de la polémica Ley Orgánica de Universidades (LOU).

Beiras sobresaltó ayer los corrillos políticos de Santiago al convocar a los periodistas para leerles una declaración, por sorpresa y sin adelantar nada de su contenido. La inminencia de la asamblea nacional del BNG, prevista para los próximos días 27 y 28 y en cuyo proceso previo algunos dirigentes han reclamado la retirada de Beiras, abonó toda clase de especulaciones, pero el líder nacionalista rompió pronto el misterio: reveló que el día anterior se había reunido con Fraga y que éste le había 'autorizado' a informar del contenido de la entrevista.

El dirigente del BNG explicó que el proceso de diálogo abierto hace tres meses ha dado su primer fruto con el compromiso de Fraga de convocar a la oposición y a los rectores de las tres universidades gallegas para consensuar la ley que deberá desarrollar el marco general establecido por la LOU. Beiras admitió que en Galicia no se puede 'montar un dique contra la LOU', a la que el BNG se opuso en su día con gran firmeza, pero sí hay margen para decidir su modo de aplicación de acuerdo con las competencias autonómicas.

El PSdeG, que también ha sido invitado al diálogo, acogió la entrevista con incomodidad y un cierto sarcasmo. 'Esto se hace para solventar problemas congresuales', dijo, en alusión a la asamblea del BNG, el presidente del Grupo Socialista en el Parlamento gallego, Ismael Rego, quien se sorprendió de que Beiras 'se erija prácticamente en portavoz del Gobierno'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de abril de 2002