Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inmigración empieza a distribuirse por todos los barrios de Barcelona

El Ayuntamiento ve positivo que se reduzca la presión que actualmente soporta Ciutat Vella

Ciutat Vella, con casi el 27% de su población de origen extranjero, sigue siendo el distrito de Barcelona con mayor concentración de inmigrantes. Los últimos datos del padrón de la ciudad revelan, sin embargo, el inicio de un proceso de redistribución más equitativa de los extranjeros por el conjunto de la ciudad. El Ayuntamiento considera positivo este fenómeno porque reduce 'la presión' que soportan especialmente el Barri Gòtic y el Raval.

Según las últimas cifras del padrón municipal recogidas por el Observatorio de la Inmigración de Barcelona, el 7,6% de la población censada en la ciudad el pasado mes de enero era de origen extranjero, lo que supone un aumento del 53,8% respecto al mismo mes de 2001.

Ciutat Vella, seguida del Eixample y Sants-Montjuïc siguen siendo los distritos 'más tradicionales de asentamiento' de los inmigrantes, pero por primera vez se observa una redistribución de la población extranjera por los distintos barrios de la ciudad. La quinta teniente de alcalde de Bienestar Social, Núria Carrera, consideró ayer que este proceso 'equilibrador' irá al alza, ya que la instalación de extranjeros en otras zonas de la ciudad 'tendrá un efecto de llamada' y atraerá a otros inmigrantes.

Según las cifras del padrón, el número de inmigrantes residentes en el distrito de Nou Barris ha crecido el 71,2% (8.494 personas). En Horta-Guinardó, donde residen 7.949 inmigrantes, el crecimiento ha sido del 63,9%; en Sant Martí, del 61% (11.350), y en Sant Andreu, del 60% (6.503 personas). Son incrementos que superan considerablemente el registrado en Ciutat Vella, del 45,1%.

En opinión de Núria Carrera, es 'bueno' que este nuevo movimiento migratorio 'descargue la presión' que soporta Ciutat Vella, en especial el Barri Gòtic y el Raval, por su elevada concentración de inmigrantes.

Carrera destacó que el incremento de inmigrantes censados en la ciudad obedece en parte a la campaña de empadronamiento que impulsó el Ayuntamiento hace unos meses y precisó que el nuevo padrón incluye a inmigrantes sin papeles.

Las cifras recogidas por el Observatorio de la Inmigración reflejan también que la mayoría de los inmigrantes de Barcelona (el 52% del total) son originarios de países de America Latina, un porcentaje que previsiblemente irá al alza por el creciente flujo migratorio procedente de Argentina. 'La sensación que se tiene a menudo de que todos los inmigrantes son magrebíes o subsaharianos es falsa', señala Núria Carrera. África es el origen del 12% de los extranjeros que viven en la ciudad y ocupa el cuarto lugar. En el segundo, después de América Latina, se sitúa Europa (origen del 20% de los inmigrantes), y en el tercero, Asia (16%).

El nuevo censo arroja un dato esperanzador para una población notablemente envejecida como es la de Barcelona: los nacimientos de bebés de madres extranjeras siguen aumentando y ya representan el 14% del total de los alumbramientos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de abril de 2002