Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AULAS | ESCOLARIZACIÓN

Los mayores problemas de escolarización se producen en las zonas céntricas de las capitales

La preferencia por colegios concertados crea conflictos entre padres en algunas ciudades

Cerca de 70.000 niños accederán el próximo curso 2002-03 al sistema educativo. Hasta finales de abril está abierto el plazo de solicitudes de plazas escolares. Según datos de este curso, los principales problemas en el proceso de escolarización se concentran en las zonas céntricas de las capitales andaluzas. Cerca de 70.000 niños accederán el próximo curso 2002-03 al sistema educativo. Hasta finales de abril está abierto el plazo de solicitudes de plazas escolares. Según datos de este curso, los principales problemas en el proceso de escolarización se concentran en las zonas céntricas de las capitales andaluzas.

Hace una semana dio comienzo el proceso de escolarización para el curso 2002-03. Los padres de los cerca de 70.000 niños que acceden por primera vez al sistema educativo tienen hasta el próximo 30 de abril para presentar las solicitudes de admisión en el centro que hayan escogido como primera opción.

Lo habitual, como reflejan los datos de escolarización del curso pasado, es que la mayoría de los niños logren una plaza en el colegio elegido como primera opción. Así de los 80.488 alumnos que ingresaron en primaria en el curso 2001-02, el 98% encontró plaza en el centro escogido. El 2% restante, unos 1.270 niños, obtuvieron plaza en un colegio diferente al solicitado en primer lugar.

Pese a ser un porcentaje reducido, la administración educativa ha de buscar soluciones a los problemas que se derivan de que en algunas zonas la demanda de plazas supere la oferta, algo que año tras año ocurre, por ejemplo, en sitios donde los colegios concertados reciben más peticiones de plaza que las que pueden ofertar. El aumento de aulas o el incremento de la ratio son las soluciones que aporta la administración en estos casos.

En Sevilla, los problemas surgen, principalmente, en dos zonas escolares: Sevilla Este y Triana-Los Remedios. Con una población de casi 177.000 habitantes, Sevilla Este se ha convertido en una de las principales zonas residenciales, donde priman los matrimonios jóvenes con hijos. Este hecho provocó que el curso pasado la demanda de plazas superase la oferta en esta zona escolar. Con ocho colegios públicos y cinco concertados en los que se imparte infantil (nivel de entrada) y primaria, la administración educativa se vio obligada a remodelar varios de ellos para dar cabida a todos los niños de primaria -colegio Ángel Ganivet y Nuevo Sevilla Este-.

La Asociación de Padres de esta zona mantuvo durante el verano un pulso con la Delegación de Educación en Sevilla para que diese una solución a los 170 niños de infantil que estaban sin plaza y a otros 30 del colegio público Híspalis que accedían a primero de ESO sin tener plaza en ningún instituto de la zona.

El aumento de la ratio de 25 a 28 alumnos por clase en determinados centros de la zona, medida que también se aplicó en algunos centros de otra concurrida zona residencial como Bami-Los Bermejales, y la creación de nuevas aulas en otros centros permitió, según Educación, que se garantizase la total cobertura de plazas para los niveles de 4 y 5 años (infantil) y primaria.

Para el próximo curso 2002-03, Educación ha previsto ofertar 550 nuevos puestos escolares para infantil y 800 más para primaria, manteniendo la ratio en 27 alumnos por aula.

Distintos problemas se dan en la zona de Triana-Los Remedios. En esta zona escolar, con una población residente de cerca de 83.000 habitantes, los desajustes obedecen a que los centros concertados (ocho por seis públicos existentes en la zona) reciben más peticiones de plaza que las que pueden ofertar por convenio con la Consejería de Educación. Eso ocurrió en el colegio concertado San José, donde 31 padres denunciaron irregularidades en la adjudicación de plazas, se negaron a que volviese a celebrarse el sorteo de las mismas y exigieron a la delegación de Educación que autorizase la entrada de más alumnos de los permitidos.

Para el próximo curso, Educación ofertará 175 nuevos puestos de infantil y 650 de primaria en esta zona, plazas que, según asegura la delegación, garantizará que se cumpla la ratio de 25 alumnos por aula.

Fraudes, sorteos y sentencias

El proceso de escolarización lleva aparejado un problema que se da año tras año: la admisión de más niños en colegios concertados de los que están autorizados. Este conflicto enfrenta a los padres de los alumnos y a la propia dirección de los centros con la Consejería de Educación y, en algunos casos, se dilucidan en los tribunales, con el curso ya avanzado. En los último cursos, estos casos han proliferado en Sevilla capital. Así ocurrió el año pasado en los colegios concertados Compañía de María y San José. Supuestas irregularidades cometidas por algunos padres a la hora de acreditar su lugar de residencia o en los datos de la solicitud de un puesto motivó que la Delegación de Educación en Sevilla ordenase que se repitiese el sorteo de las plazas que se ofertaban, que ya habían sido asignadas. La negativa de los padres a que se volviesen a sortear los puestos que ya habían conseguido sus hijos provocó que 31 padres del colegio San José llevasen su caso a la Fiscalía de Menores, denunciando un posible delito de prevaricación. En el caso de la Compañía de María, un auto judicial dio la razón en primera instancia los padres de varios alumnos que se mostraron disconformes con que sus hijos perdiesen la plaza tras celebrarse un nuevo sorteo. Según estos padres, fueron 26 los alumnos de entre cinco y seis años que se quedaron sin escolarizar en este centro y fueron distribuidos por los colegios de la zona. Los padres criticaron que la Junta les hurtase su derecho constitucional para elegir el tipo de enseñanza que quieren para sus hijos. Estos casos fueron calificados de anecdóticos por la administración educativa, que se aferró a los datos que revelaban que ninguno de los 814 centros concertados existentes en Andalucía solicitó más aulas para este curso para hacer frente a la demanda de solicitudes de puestos escolares. Educación restó importancia a los conflictos derivados de la enseñanza concertada y alegó que de esos 814 centros concertados sólo en siete se produjeron problemas derivados de que hubiese habido más solicitudes que plazas concertadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de abril de 2002

Más información