Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El COE pospone por respeto la sucesión de Goyeneche

La comisión ejecutiva del Comité Olímpico Español (COE) pospuso ayer por respeto al que era su presidente, Alfredo Goyeneche, fallecido demasiado recientemente -el sábado pasado en un accidente de tráfico-, el asunto de su sucesión: si habrá elecciones o si el vicepresidente primero, José María Echevarría, asumirá el cargo interinamente. Lo que si decidió es que la elección de la candidatura española a los Juegos de verano de 2012 entre Madrid y Sevilla se resolverá en enero de 2003. En relación con el caso Muehlegg sólo reafirmó su obvia postura contra el dopaje.

La muerte de Goyeneche ha abierto una etapa de incertidumbre que la comisión decidió no abordar cuando todavía hoy se celebrará en la iglesia de los Jesuitas, de Madrid (Serrano, 104; 13.00 horas), su funeral. Así, por unanimidad, se optó por abrir un periodo de reflexión para decidir sobre el futuro en una próxima reunión el 9 de abril.

'No es el momento de hablar de sucesiones', fue la opinión generalizada en la ejecutiva, que integran 23 miembros. Sin embargo, fue ya sintomático que, si en la muerte de Carlos Ferrer Salat, nadie dudó de que Goyeneche era su sucesor claro, esta vez no ocurre lo mismo con su amigo Echevarría.

Licenciado en Económicas y Derecho, ex director general del Banco Bilbao, Echevarría es un veterano miembro del COE, en el que entró en 1966, y cumplirá en mayo los 70 años. Ha sido jefe de misión en distintos Juegos, pero no tiene la experiencia federativa de su predecesor. Sí le favorece su independencia; que unas posibles elecciones, si no son claras y rápidas, interferirían en la pugna Madrid-Sevilla, y que no hay un candidato claro entre los restantes miembros del COE. Justamente el margen de 20 días acordado es para encontrarlo.

Madrid o Sevilla, en enero

Madrid y Sevilla deberán contestar a los cuestionarios que les envíe el COE sobre sus capacidades antes del 30 de septiembre. Las respuestas se analizarán entre octubre, noviembre y diciembre y la elección, aunque Madrid quería que fuese antes de fin de año para no perder tiempo, será en enero.

El COE creará a tal efecto una comisión de seguimiento con la intención de perfeccionarla y que no se produzca la polémica suscitada para la anterior elección de Jaca como candidata a los Juegos de invierno de 2010, en la que ganó con el informe claramente favorable a su rival, Granada.

Durante la reunión se leyeron tres informes sobre los Juegos de Salt Lake City. El burocrático de Joaquín Agulla, el jefe de misión; el deportivo, de Óscar García Serrano, presidente de la junta gestora de la Federación de Deportes de Invierno, y el de dopaje, de Víctor Sánchez, secretario general del COE. En él se hizo referencia a Muehlegg, pero en otro ejemplo de que no era el momento de hacer hincapié en ello sólo constó en acta 'la postura contraria al dopaje'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de marzo de 2002