Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Enseñanza y sanidad

Enseñanza y sanidad: dos colectivos de vital importancia para la buena marcha de un país. Así es: y si ambos funcionan bien es una garantía para el presente y futuro de su población. Para realizar estas funciones se precisa de un personal debidamente preparado y es de dominio público el hecho de considerar al maestro y a la enfermera como prototipo de profesionales mal retribuidos. Pero entre ellos existen también diferencias. Si hacemos un estudio comparativo tomando como modelos a un maestro y a una enfermera, la diferencia salarial arranca el primer año con 300.000 pesetas (1.800 de euros) de pérdida para la enfermera. Esta diferencia, si de entrada no parece excesiva, se incrementa notablemente con el transcurso de los años. Esto comporta que, cuando llevamos trabajando 30 años, la diferencia salarial entre ambos alcance los 6.000 euros. Cifra muy a tener en cuenta en estas situaciones. ¿Cómo se entiende que, siendo profesionales de una importancia y con una preparación semejante, los de sanidad nos alejemos así de su modelo retributivo? Y en ningún momento insinúo que ellos no lo tengan que percibir, al contrario; sólo digo que nosotros, no. ¿Por qué? ¿Ganará la Ilustrísima Pilar del Castillo cinco millones anuales más que la no menos Ilustrísima Celia Villalobos? Si es así, que Villalobos no se resigne.- Trini Ortega y 12 firmas más. Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de marzo de 2002