El Parlamento insta a la reforma del Senado y a la participación de las autonomías en la UE

El PP se queda solo en la votación, que fue apoyada por cuatro grupos de la Cámara

El pleno del Parlamento aprobó ayer una proposición no de ley del PSOE en la que se insta al Ejecutivo autónomo a impulsar la reforma constitucional del Senado y a la participación de la comunidad autónoma en la delegación española ante los consejos de ministros de la UE, entre otras medidas. El PP se quedó solo en las votaciones y se opuso a las propuestas, apoyadas por socialistas, IU, andalucistas y grupo mixto. El portavoz del PP, Antonio Sanz, justificó el rechazo de su grupo a la modificación constitucional de la Cámara Alta en que entraña 'riesgos innecesarios'.

Sanz se quedó aislado en sus argumentos en un pleno en el que todos los portavoces denunciaron la 'involución autonómica' que, según ellos, alienta el Gobierno José María Aznar. El ponente socialista, Manuel Gracia, que en su primera intervención se limitó a exponer la iniciativa de su grupo, consideró un 'error garrafal' la resistencia del Ejecutivo de Madrid a abrir un debate sobre el Estado de la Autonomías.

Las críticas al quietismo del PP en esta materia vinieron desde todos los ángulos parlamentarios. 'Si este debate lo dirigiera Fraga, las cosas irían mejor que con Aznar', reconoció el diputado del grupo mixto Ricardo Chamorro. La posición del presidente de la Xunta fue citada por la mayoría de los portavoces, incluso Gracia reconoció que la propuesta aprobada el pasado 19 de febrero por la Cámara gallega va más allá en sus peticiones que la sancionada ayer en la asamblea andaluza. La posición de los socialistas andaluces es que la titularidad de la delegación española pertenece indiscutiblemente al Estado. Recientemente, Fraga, que fue redactor de la Constitución, abogó por reformas parciales de la carta magna.

Para la portavoz de IU, Concha Caballero, aseguró que el modelo del Estado autonómico 'está agotado' por cuanto desde la UE se asume competencias de las regiones y los Estados, a su vez, renacionalizan las que ya han cedido. 'O vamos a un Estado federal o a uno centralista, pero es necesario abrir el debate de la construcción europea'. La diputada de Izquierda Unida calificó de 'sin sentido histórico' y 'barbaridad' el que el Gobierno central se oponga a la participación de las autonomías en los consejos de ministros de la Unión y se preguntó cómo puede Aznar hablar en Europa sobre educación o energía 'sin consultar a las comunidades'.

Sanz cargó todas las tintas contra el 'guirigay' interno del PSOE y sacó a relucir unas declaraciones del líder socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, luego matizadas por éste, en las que afirmaba que la presencia de las regiones en la UE plantea 'problemas operativos'.

La posición de PP respecto al Senado es que 'hay que abandonar la reforma constitucional' porque entraña un 'riesgo innecesario', por lo que Sanz abogó por una modificación del reglamento de esa Cámara. Para que las comunidades participen en la posición de Estado, el PP, dijo, propone una 'conferencia de conferencias sectoriales'; y en cuanto a la presencia en la UE, la rechazó de plano: 'No tiene encaje en nuestra Constitución', concluyó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

'¿Qué riesgo hay?, ¿qué miedo se quiere meter?, ¿es que hablar del proceso autonómico no es hablar de España?'. A todas estas preguntas del portavoz socialista, que ironizó sobre la 'empanada gallega' que tiene el PP, Sanz contestó que el riesgo no es otro que 'el vacío del proyecto político del PSOE'.

La proposición no de ley exige además al Gobierno central el desarrollo competencial pleno, la institucionalización de la conferencia de presidentes autonómicos y la convocatoria inmediata del preceptivo debate anual en el Senado sobre el Estado de las autonomías.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS