Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:REMEDIOS AMAYA | Cantaora

'Hablar andaluz es lo más bonito que existe'

Remedios Amaya (Sevilla, 1962) tenía 18 años cuando entró en el olimpo de los flamencos. Madrid, Café del Burrero. Paco de Lucía, Sabicas, Juan y Pepe Habichuela, a la guitarra; Camarón, al cante. Sonaron unas tarantas y ella se arrancó. 'Remedios, has parao el mundo', sentenció Camarón, y el universo del compás asintió. Desde entonces, la carrera de esta cantaora trianera a quien llaman La Camarona ha tenido sus luces, como el gran éxito de su álbum Me voy contigo (1997), y sus sombras, un periodo de casi 15 años de silencio tras su fracaso en el Festival de Eurovisión de 1983. La pasada semana salió su séptimo disco, Sonsonete.

Pregunta. Los aficionados la califican de cantaora festera, sin embargo en este nuevo disco se ha atrevido por primera vez con una soleá.

Respuesta. Ha sido algo muy especial para mí porque es el Romance del amargo, de García Lorca, que ya grabó Camarón y se lo canto para él. Además, guarda una sorpresa, y es que en lugar del compás de soleás que se espera todo el mundo, lo que hace Juan Manuel Cañizares con su guitarra es sólo darme los tiempos y los acordes.

P. Su actuación en la Bienal de Flamenco de Sevilla, en 1998, no tuvo buenas críticas. Usted dijo que se 'jartó de llorar' después del recital ¿volvería a cantar en la Bienal?

R. Si Dios quiere sí. Tengo que volver para quitarme la espinilla que tengo con mi tierra. Lo pasé muy mal aquel día y los nervios se me metieron en la garganta. El 14 de este mes presentaré el disco en el teatro Pavón de Madrid, después en Barcelona y también en Sevilla. Nunca he hecho una presentación en mi tierra y ahora es el momento. Me encantaría que fuera en el teatro Lope de Vega.

P. ¿Cree usted que el sector más ortodoxo del flamenco nunca perdona a los artistas que se salen de la norma?

R. La persona que sepa cantar flamenco puede hacerlo cuando quiera, eso nunca se pierde; pero no está de más abrirse puertas en otras músicas para llegar al mundo entero.

P. Al incluir la soleá en Sonsonete ha cumplido usted un antiguo deseo, ¿le quedan otros?

R. Uno muy importante para mí. Me encantaría hacer el próximo disco con Paco de Lucía. Haría cantes que yo puedo interpretar como las seguiriyas o los fandagos. Él todavía no lo sabe, vamos a dejarlo ahí.

P. Llama la atención que haya grabado un tema del grupo de rock Alameda.

R. Se me apetecía y, además, es un tema muy guapo. Una canción muy de nosotros, de aquí de Andalucía. Ha sido una satisfacción muy grande que Pepe Roca, el cantante de Alameda, la interprete conmigo.

P. Algunos políticos aseguran que el habla andaluza ha perjudicado incluso el crecimiento económico de la comunidad.

R. Yo de eso no sé, pero creo que debemos de luchar para que se reconozca como una lengua. A mí nunca me ha gustado disimular mi acento. Hablar andaluz es lo más bonito que existe.

P. Usted en el carnet se llama María Dolores Amaya, ¿de dónde viene lo de Remedios?

R. En Fregenal de la Sierra (Huelva) hay una virgencita de los Remedios. Mi madre le prometió ponerle a su niña el nombre de la Virgen. Me bautizaron sin preguntarle a mi madre qué nombre quería ponerme, así que ella siempre me llamó Remedios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de marzo de 2002