Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Cortes de luz

Me hizo mucha gracia la justificación de los apagones del portavoz de Iberdrola, citado en su artículo de ayer [por anteayer]. 'El polvo del Sahara con agua de la lluvia convierte los aisladores en conductores'. Vivo en las afueras de Dénia y aquí sufrimos hasta 40 apagones al año.

Hace años escuché una versión de este cuento tan gracioso de Iberdrola, también denunciando la fuerza superior de la naturaleza como única culpable de los apagones: 'La sal del Mediterráneo junto con la lluvia provoca los cortocircuitos'. Cuando a mi interlocutor tan experto de Iberdrola le conté que yo había estado en Marruecos, país con un clima parecido, sin que éste les provoque tantos apagones, y le aconsejé llamar a la compañía eléctrica marroquí para preguntarles cómo lo consiguen, el hombre de Iberdrola se rió. No sé de qué. De mí como cliente, supongo, desde su posición de monopolio.

El hecho es que parece ser que la empresa no ha pedido ayuda a nadie y sigue montando aisladores que -expuestos a la intemperie- no aíslan. Hacen juego con los responsables que no se responsabilizan o los ingenieros que no ingenian soluciones. Hasta sospecho que con las facturas de la luz no quieren facturar. ¡Qué risa!

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de marzo de 2002