Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alerta entre los vecinos

Caracas / Quito

Los países limítrofes con Colombia han adoptado medidas especiales en sus fronteras ante la posibilidad de que los combates provoquen un éxodo de refugiados o de que unidades guerrilleras traten de salir de Colombia.

'Hemos tomado las previsiones del caso a objeto de ayudar o colaborar con las personas que pudieran ser desplazadas en esta lucha', declaró el ministro de Asuntos Exteriores venezolano, Luis Alfonso Dávila, quien lamentó además la ruptura de las negociaciones.

El titular de Defensa venezolano, José Vicente Rangel, fue mucho más drástico y advirtió que las tropas venezolanas 'repelerán de inmediato' a cualquier combatiente irregular, es decir guerrillero, que ingrese en su territorio desde Colombia. Rangel mostró su respaldo a la decisión adoptada por el presidente colombiano para romper las negociaciones de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

A su vez, el presidente ecuatoriano, Gustavo Noboa, anunció la declaración del estado de emergencia en la provincia amazónica de Sucumbíos, fronteriza con Colombia. Noboa expresó su 'solidaridad' con Andrés Pastrana y reconoció que el Ejecutivo de Bogotá había agotado todas las vías de diálogo con la guerrilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de febrero de 2002