Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP recuerda que es el juez quien decide sobre el caso

El juez instructor del caso Formentera en el Tribunal Superior de Justicia de Baleares, Antonio Monserrat, deberá resolver su inhibición en los próximos días, tras recibir el escrito que el fiscal jefe de Baleares, Antonio de Vicente Tutor, tiene previsto presentar en los próximos días hábiles para que se traslade el caso al Supremo y se cite como imputado al ministro Jaume Matas. El jefe de los fiscales insulares declaró ayer desde Menorca que 'actuará con libertad de criterio' y con 'absoluta libertad'.

Para solicitar la imputación de Matas, De Vicente Tutor cuenta con el apoyo de 28 de los 30 fiscales de la junta de Baleares.

El juez Monserrat sólo tiene pendiente en la instrucción dos diligencias para 'aclarar definitivamente la verdad material': la recepción de dos declaraciones en comisión rogatoria libradas en Argentina y Uruguay, de dos de las personas contratadas para la trama del censo, como creen los acusadores, o promoción institucional por el Gobierno balear que presidía Jaume Matas, como mantiene el PP. Los votantes argentinos que depositaron su voto en Formentera afirman en general que no fueron manipulados. En un primer momento, algunos de ellos dijeron que votaban en un pueblo de Mallorca o desconocían donde estaba Formentera.

El portavoz del PP, Juan Flaquer, profesor de Derecho, ha criticado 'el interés' de los fiscales para imputar a Matas reiteradamente y ayer recordó que quien decide en un Estado de Derecho es el juez y nos las opiniones o criterios de la fiscalía,

En el amplio sumario judicial hay distintas cuestiones que atañen a los integrantes Gobierno que presidía Jaume Matas (1996-99) y al propio ministro. Un documento manuscrito por Matas en su despacho ante varios consejeros -entre ellos la diputada Rosa Estarás y José Juan Cardona-, detalla supuestamente la estrategia para multiplicar votos, la campaña institucional para censar emigrantes residente ausentes y contempla, además, la prevista cobertura administrativa y comercial.

La acción del PP destinada oficialmente a promover institucionalmente el voto emigrante y censar ciudadanos para percibir las pensiones no contributivas, sucedió como quedó escrito por Matas y figura en el sumario. Se canalizó a través del instituto de la consejería de Industria y se contrató a un conjunto de agentes en América y, en especial, a la persona descrita en el organigrama de Matas: Mapau Segura. Mapau y su padre Miquel Segura redactaron informes electorales e ideológicos en sus reiterados viajes por América del Sur y dejaron constancia informática de sus opiniones sobre el posible efecto político futuro. Los textos trascendieron y quedaron incorporados al sumario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de febrero de 2002