Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RELIGIÓN

El obispo de Huelva, dispuesto a perdonar al sacerdote gay

El prelado no aclaró si ello supondría la vuelta a su parroquia de José Mantero

El obispo de la Diócesis de Huelva, Ignacio Noguer, se mostró ayer dispuesto a perdonar al ex vicario de Valverde del Camino José Mantero, que recientemente desafió a la jerarquía eclesiástica al declararse públicamente homosexual y admitir que no respeta el celibato.

La declaración de Mantero, el pasado día 1, fue contestada entonces por el portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan José Asenjo, quien recordó que 'la Iglesia no admite la práctica de la homosexualidad, la considera un pecado y un desorden moral'. Mantero, que respondió que 'ser gay no es un pecado ni un desorden moral, sino que es también un don de Dios', aseguró tener 'una agenda completísima' con nombres de sacerdotes homosexuales y amenazó con usarla si sufría represalias.

Por estas declaraciones, el sacerdote fue suspendido por lo que no puede ejercer en la parroquia de Valverde del Camino (Huelva), localidad de la que está ausente desde que se produjo la suspensión por parte del obispado onubense.

Noguer, que ayer no aclaró si un hipotético perdón implicaría la vuelta al sacerdocio de Mantero, recordó que 'el perdón es algo propio del corazón del cristiano, y el obispo, ante todo, es un cristiano más'. 'No sólo tengo un rincón en mi corazón para el perdón, sino todo el corazón', dijo el obispo onubense, quien añadió que está abierto 'a la comprensión en cualquier caso de la vida, no sólo de los demás', sino también de la suya.

El prelado reconoció la trascendencia que el caso de José Mantero ha tenido en la sociedad española. 'Es natural, pero de todas maneras todo pasa, hasta eso', concluyó tras presidir una eucarestía en el puerto de El Terrón, en la costa de Huelva, en la que participaron 400 jóvenes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de febrero de 2002