Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación de Vizcaya definirá para abril su nuevo plan en Abandoibarra y quiere pagar 420 euros el metro cuadrado

La Diputación vizcaína presentará antes de abril el proyecto para ubicar su futura sede en la remozada zona de Abandoibarra, en una torre de 34 pisos de altura.

El consejo de administración de la sociedad Bilbao Ría 2000, en la que están las administraciones vascas y estatal, debatió sobre la polémica creada por la intención de la Diputación de aumentar la superficie de la torre. Esta modificación obligaría al cambio del plan de Abandoibarra y puede suponer una paralización del proyecto urbanístico de Bilbao más ambicioso de las últimas décadas.

El diputado general Josu Bergara explicó ayer al consejo los pasos dados para modificar la superficie de la torre, que pasaría de los 50.000 metros cuadrados previstos a 60.000. Bergara eludió hablar de ampliación o aumento de superficie, según informaron asistentes al consejo, y se limitó a señalar que se había encargado un proyecto al arquitecto argentino César Pelli. Hace tres semanas se conoció que Pelli planteó a la Diputación la ampliación de la torre mediante la supresión de dos edificios de oficinas previstos a su lado.

Pese al revuelo suscitado a finales del pasado mes, ayer no hubo polémica. Sólo intervino, además de Bergara, el concejal del PP Antonio Basagoiti, quien pidió 'un planteamiento serio' de la Diputación sobre la torre y alertó que una modificación abriría otro debate sobre todo Abandoibarra, tendría impacto económico e influiría en la negociación con la inmobiliaria Vallehermoso, que tiene derechos urbanísticos en el área y que iba a recibir como contrapartida los dos bloques de oficinas junto a la torre. Basagoiti pidió a Bergara que explicite quién abonaría el coste de la mayor ocupación y cuánto pagará la Diputación por el suelo.

El diputado general, según los mismos medios, reveló que pretende pagar 420,7 euros (70.000 pesetas) por metro cuadrado, un precio entre siete y catorce veces por debajo de lo habitual para esta zona, donde ya se barajan entre tres y seis mil euros (500.000 pesetas y un millón de pesetas) por metro cuadrado. Bergara lo justificó debido a las aportaciones de la Diputación en este área, con el Palacio Euskalduna y el Museo Guggenheim.

El problema del cambio de la torre es que afectaría a los ingresos de Bilbao Ría 2000, que realiza sus actuaciones con la venta de terrenos y dicha ampliación restaría recursos. El presidente de Bilbao Ría 2000, Iñaki Azkuna, dijo que la sociedad no adoptará una postura hasta que 'haya una propuesta oficial'.

El consejo aprobó las inversiones para este año, que totalizarán 81,2 millones de euros, frente a los 41,5 de 2001, y que se destinarán principalmente a Abandoibarra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de febrero de 2002