Los sindicatos acusan a Pujol de permitir el cierre 'ilegal' de la planta de Lear en Lleida

'En España hay leyes que tienen que cumplir incluso las multinacionales, pero sobre todo los gobiernos', señaló ayer Joan Coscubiela, secretario general de CC OO de Cataluña en relación al cierre de la planta de Lear Corporación en Cervera (Lleida). 'El Gobierno catalán', añadió, ' se ha apresurado a aceptar que el cierre es irreversible sin haber visto ni un papel'.

Isabel Martínez, secretaria de acción sindical de UGT, añadió que, antes de cerrar, la empresa tiene que devolver los millones recibidos en ayudas de distinto tipo. Una empresa que pretenda cerrar, explica Coscubiela, tiene que presentar un expediente en el que se planteen también soluciones alternativas. El expediente tiene que estar en periodo de consulta y a disposición de los trabajadores durante un mes. El Gobierno catalán, que tiene competencias exclusivas, dispone de otro mes para adoptar una resolución. 'Lear no ha hecho nada de esto y Pujol se apresura a aceptar que es irreversible y a anunciar que curará las heridas de los trabajadores', añadió.

Más información

La drástica medida adoptada por la multinacional norteamericana, dedicada a la fabricación de componentes eléctricos para automóviles, dejará en la calle a cerca de 1.200 trabajadores. La empresa ha justificado la medida por los altos costes salariales, que ascienden a 9.000 euros anuales por trabajador, con 1.788 horas al año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 09 de febrero de 2002.

Lo más visto en...

Top 50