La recaudación municipal sevillana crece desde que el servicio es público

El concejal delegado de Hacienda del Ayuntamiento de Sevilla, el socialista Carmelo Gómez, ofreció ayer un balance positivo del primer año de funcionamiento de la Agencia Municipal de recaudación, con cuya puesta en marcha el Consistorio recuperó el cobro de impuestos, anteriormente en manos privadas. Según Gómez, la principal mejora lograda ha sido el aumento de la recaudación en periodo voluntario, que ha pasado, entre 2000 y 2001, de 53 a 56,71 millones de euros (de 8.819 a 9.436 millones de pesetas), y la correspondiente reducción en la recaudación en periodo ejecutivo, con un incremento en la cantidad final cobrada de 2,91 millones de euros (algo más de 484 millones de pesetas).

El delegado explicó que este giro en la forma de pago de impuestos de los sevillanos beneficia principalmente a los propios contribuyentes, que se ahorran intereses de demora y recargos, y al Ayuntamiento, que gana en liquidez. 'Cuando la recaudación estaba en manos privadas no había interés en mejorar la gestión del cobro porque los encargados ganaban un porcentaje del total ingresado. Eso ahora ha cambiado', dijo Gómez.

Las claves de esta mejora en la recaudación han sido, según Gómez, las campañas de información al contribuyente, la actualización de la matrícula fiscal y de la partida de deudas de dudoso cobro, y la promoción de la domiciliación bancaria de los impuestos municipales (actualmente hay 35.000, una cifra que la Agencia espera incrementar en 18.000 durante 2002).

Gómez aseguró que en 2002 se abrirán al menos 250 nuevos expedientes de embargo y recordó que su delegación continúa negociando con Sevilla y Betis el pago de sus cuantiosas deudas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 08 de febrero de 2002.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50