Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La lluvia provoca cortes de luz en un parque industrial y en barrios de 5 municipios

La fuerte tormenta que descargó ayer sobre la región provocó un apagón de algo más de una hora que afectó a parte de los municipios de Sevilla la Nueva, Brunete, Boadilla del Monte, Villanueva de la Cañada y Villaviciosa de Odón (en total, unos 25.000 vecinos), según confirmó la compañía Iberdrola. Horas antes, Sevilla la Nueva y Brunete habían sufrido otro corte de luz por una avería. A última hora de la tarde hubo otro apagón más por la tormenta, que afectó al parque industrial Corredor, en Torrejón de Ardoz, según las mismas fuentes.

El corte que dejó a oscuras algunas zonas de Sevilla la Nueva, Brunete, Boadilla del Monte, Villanueva de la Cañada y Villaviciosa de Odón se produjo a las 19.10, y fue debido a las fuertes tormentas que afectaron a una línea de 20 kilovoltios, según Iberdrola. El suministro fue restablecido progresivamente, y a las 20.20, según la compañía, todos los afectados tenían luz.

Los municipios de Sevilla la Nueva y Brunete habían sufrido horas antes otro corte parcial de luz que duró dos horas. Este corte de suministro eléctrico se produjo alrededor de las tres de la tarde, debido a una avería en el centro de transformación de Brunete. A las 17.00, Iberdrola consiguió arreglar los daños y restablecer el servicio. Pero, aun después de la reparación, los vecinos siguieron soportando cortes de luz intermitentes durante el resto de la tarde. La tormenta causó también un apagón en el parque industrial Corredor, en Torrejón de Ardoz, a las 19.30. El corte fue causado de nuevo por las fuertes lluvias, que afectaron al centro de reparto del municipio, según Iberdrola. El suministro quedó restablecido en una hora.

Múltiples denuncias

El mal funcionamiento de las líneas eléctricas en la zona ha provocado numerosas denuncias de vecinos ante el Ministerio de Industria. Iberdrola, por su parte, se ha puesto en contacto con los grupos municipales y ha pedido disculpas por los fallos. Pero a los vecinos de Sevilla la Nueva no les parece suficiente, y algunos han amenazado con dejar de pagar el recibo de la luz hasta que la compañía adapte el servicio a las necesidades actuales del pueblo.

Iberdrola asegura que en junio entrará en funcionamiento una nueva subestación, en Boadilla del Monte, que incrementará la calidad de servicio. También prevé construir una nueva línea de 20 kilovoltios que partirá de la subestación de Navalcarnero. La compañía aún no tiene fecha de inicio para esta obra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de febrero de 2002