Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urbanismo reforma el rockódromo para acoger una prueba internacional de tenis

Las prisas para utilizar el rockódromo de la Casa de Campo como escenario del torneo de tenis Masters Series de la liga profesional ATP han obligado al Ayuntamiento a realizar las obras para acondicionar las instalaciones en dos fases. El proyecto, que supondrá un desembolso de 1.700 millones de pesetas, será presentado hoy por el alcalde, José María Álvarez del Manzano, y consistirá en una obra de gran complejidad técnica mediante la cual se deprimirá el nivel en el que se encuentran tanto las gradas como el escenario. Al rebajar la base actual, se ganará espacio para agrandar el aforo y, sobre todo, se logrará que apenas sobresalga sobre el horizonte de la Casa de Campo la gran estructura metálica diseñada para cubrir el recinto.

La instalación de esa cubierta es precisamente la parte de los trabajos que hay que realizar antes de octubre, una condición impuesta por los organizadores del Master de tenis. Además, se habilitarán las pistas mediante un sistema portátil, similar a un mecano, que desaparecerá en cuanto concluya el torneo. Será entonces también cuando se aborde la segunda fase de la reforma, rebajando el nivel de las gradas y el escenario. Para ello será necesario levantar la cubierta y trabajar debajo de ella. Cuando concluyan los trabajos, el rockódromo contará con un aforo para 15.000 espectadores y 400 plazas de aparcamiento.

Además de rebajar el nivel del recinto, se cambiará la forma del actual pabellón, cerrándolo como un gran círculo (ahora simula la forma de una elipse cortada). Los trabajos para la realización del Master de tenis afectarán también al Palacio de Cristal y a otro de los edificios del recinto ferial próximo al rockódromo. En el primero se ubicarán las pistas de entrenamiento, y en el segundo inmueble, el centro de prensa.

El Gobierno municipal publicó el lunes en su boletín oficial la convocatoría del concurso para realizar los movimientos de tierras, cimentación, anillo y soporte de la cubierta. El proyecto no ha pasado por la comisión de Urbanismo, al haberlo tramitado directamente la empresa municipal Campo de las Naciones.

Sin consenso

El hecho de que la cubierta no sobresalga en el horizonte ha sido uno de los factores que han ayudado a conseguir el visto bueno de la Comunidad al proyecto, ya que la Casa de Campo está protegida por el Gobierno regional.

Sin embargo, el convenio firmado por el edil de Urbanismo, Ignacio del Río, para traer a Madrid el Masters de tenis no ha recibido el beneplácito de la oposición. Tanto IU como el PSOE rechazaron en el pleno municipal que el Ayuntamiento desembolse 9,8 millones de euros (1.631 millones de pesetas) por ese torneo durante cinco años. Ésta ha sido la primera ocasión en la que se ha roto el consenso entre los grupos municipales para respaldar una iniciativa relacionada con la candidatura olímpica de la ciudad para 2012.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de febrero de 2002