Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ÁLVARO MUTIS | Escritor | Raíces

'Maqroll el Gaviero pudo nacer en Cádiz'

El escritor colombiano Álvaro Mutis ha trascendido las fronteras de su país para convertirse en uno de los artífices más destacados de la lengua española. El creador del mítico Maqroll el Gaviero y último Premio Cervantes fue nombrado ayer hijo adoptivo de Cádiz en un acto que daba fe de sus raíces familiares en esta ciudad.

El escritor colombiano Álvaro Mutis (Bogotá, 1923) es desde ayer hijo adoptivo de Cádiz. El escritor premiado con el Cervantes recogió de manos del presidente de la Diputación, Rafael Román, el galardón que reconoce la labor de varias generaciones de su familia paterna -el hermano de su bisabuelo fue José Celestino Mutis, el sabio naturalista- en un acto al que asistieron, entre otros, el ex presidente Felipe González; su esposa, Carmen Romero; y el escritor José Manuel Caballero Bonald.

Pregunta. ¿Qué respira usted en Cádiz?

Respuesta. Respiro un aire de familia. Desde la primera vez que llegué a visitar Cádiz, sentí que toda esa tradición que en mi familia de la rama paterna se tenía viva sobre Cádiz, estaba ahí, en la ciudad. Me sentí en mi ciudad.

P. Desde la Alameda puede observar la bocana de la Bahía por donde llegaron tantas civilizaciones en 3.000 años de historia. ¿Qué le proyecta?

R. Me sugiere que estoy en la ciudad más antigua de Europa, una de las más venerables y, al mismo tiempo, más alegres y más bellas, porque esa condición de venerable a veces da, como en los seres humanos, arrugas. Pero Cádiz no tiene una sola arruga. Es una ciudad de una juventud maravillosa y de una frescura magnífica.

P. ¿En quién ha pensado cuando ha recogido el título?

R. En mis abuelos, en mi familia, y en la cantidad de veces que oí mencionar a Cádiz cuando yo era niño. Aquí había venido mi tío abuelo, mis tíos y mi padre muy joven. Conmigo se cerró el círculo de la familia Mutis y aquí estamos. Hemos estado siempre.

P. Pasea usted el nombre de Cádiz por el mundo. ¿Qué imagen tienen en otros países de esta ciudad?

R. Tienen una idea de que es un pueblo más de Andalucía. Yo tengo una cierta divergencia sobre eso: soy un gran admirador de Sevilla, también de Córdoba, sobre la cual escribí un poema, pero Cádiz es otra cosa. Es una ciudad atlántica. Cádiz ha estado frente a lo desconocido durante muchos siglos.

P. Maqroll el Gaviero -personaje principal de sus novelas- ¿pudo nacer en el Cádiz comercial del siglo XVIII?

R. Sí, perfectamente. No se me ocurrió. Además, él nunca quiso decirme dónde ha nacido, pero sí lo veo muy gaditano.

P. ¿Viaja con usted?

R. No. ¿Cómo voy yo a viajar con semejante personaje? Estaría en problemas cada vez que llegáramos a una ciudad. ¿No ve usted en los líos que se mete?

P. Presume de que en Cádiz es el único lugar donde le pronuncian siempre bien su apellido...

R. Así es. En todas partes me dicen señor Musquis, Mutsi e, incluso, señor Mustio. En Cádiz, nadie jamás, se ha equivocado. Naturalmente hay una calle de Don José Celestino Mutis, un instituto igual y un busto en la alameda, así como un retrato en el salón de la Diputación.

P. ¿Cómo recordará este día?

R. Como uno de los más maravillosos de mi vida. Como un día en el que me entró un orden especial y recobré una tierra que es mía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de febrero de 2002