Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vieites muestra en San Sebastián su compromiso artístico con el feminismo

Expone impresiones digitales en Galería DV

Azucena Vieites (Hernani, 1967) es la personificación del compromiso del arte con el feminismo. Toda su obra está impregnada de esta ideología, desde que no es más que una idea hasta que queda plasmada en papel. 'El componente ideológico y el político siempre están presentes en el arte', dice. 'Y lo mío es trabajar en relación al género y replantear las fórmulas feministas de los 60 y 70 para actualizarlas'. También reivindica el dibujo como un arte mayor. Vieites inaugura hoy en la Galería DV de San Sebastián Pirates on parade, una muestra de impresiones digitales sobre papel fotográfico, en las que evidencia estas constantes.

En la sala exhibe dibujos de dimensiones variadas y múltiples lecturas, con la figura humana como protagonista y una gran dosis de ironía. Sitúa, por ejemplo, en la mitad de un salón a una mujer en bikini sentada sobre un flotador. La imagen destaca por sus grandes dimensiones en relación al espacio en el que se halla. 'Podría parecer como una muñeca hinchable', apunta. En otras piezas, exagera la belleza 'que venden los mass media' hasta hacer que el espectador acabe por cuestionarla. A eso ayuda también el hecho de que las imágenes, de líneas pulcras y colorido aparentemente amable, encierren un fondo de 'tensiones'.

Vieites, que mostrará parte de su obra en Arco 02, emplea la misma técnica en todos los trabajos. Primero, calca el contorno de línea de imágenes de revistas ligadas al arte o la cultura contemporánea, para luego colorearlas, manipularlas, recrearlas con el ordenador e imprimirlas en papel fotográfico. 'Es la manera de recoger todo lo que ocurre a mi alrededor, de mezclar mi vida y entorno cultural, como si estuviera fotografiando o fotocopiando, algo muy inmediato'.

La artista, quien ya expuso en DV en 1997, no tiene miedo de que la acusen de plagio: primero, porque transforma tanto las imágenes que distan mucho del original, pero también, porque cita las fuentes en sus piezas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de febrero de 2002