Zaplana evita que se equipare su posible renuncia a la de Aznar

El jefe del Consell retrasa su anuncio al otoño

Eduardo Zaplana evitó ayer, una vez clausurado el congreso nacional que el PP ha celebrado en Madrid, donde José María Aznar ha aclarado inequívocamente que no optará a un tercer mandato como presidente del Gobierno, despejar la incógnita sobre su propio futuro al frente de la Generalitat valenciana en paralelo al anuncio del presidente nacional del partido: 'No seré yo quien se permita equiparar ambos debates', dijo.

Más información
Un tanto para Barberá

El presidente de la Generalitat repetía a cada paso, incluso antes de acceder al cargo, que su intención era permanecer en su puesto institucional un máximo de dos mandatos. Ahora evita aquella insistencia, consciente de que la dirección nacional espera revalidar en próximas convocatorias los buenos resultados que el PP ha acumulado en la Comunidad Valenciana desde 1995.

Desde su posición de presidente del congreso, Zaplana calificó el desarrollo del mismo como 'muy emotivo'. Ayer, cuando invitó a Aznar a ofrecer su discurso de clausura, expresó el sentir de buena parte de los compromisarios y aludió al 'nudo' que se había formado 'en la garganta' de todos los presentes cuando el presidente del Gobierno reiteró por enésima vez que cumplirá su compromiso, que calificó de 'personal', y explicó que no optará a revalidar el cargo.

Ante el pleno, Zaplana afirmó que la unanimidad registrada en la elección de la nueva ejecutiva expresaba la 'gratitud' de todo el partido hacia la persona de Aznar y le invitó a permanecer cerca de sus compañeros cuando haga efectiva su renuncia a sus actuales cargos orgánicos e institucionales.

Una vez clausurado el congreso, Zaplana evitó cualquier precisión sobre su futuro al frente de la Generalitat. 'Todo el mundo destaca la grandeza de la decisión del presidente Aznar', comentó, pero no despejó las dudas sobre sus propias intenciones: 'Lo diré en su momento, lo que no haré nunca será hacer coincidir mi decisión con la del presidente del Gobierno'.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Apenas deslizó que el próximo congreso regional del PP de la Comunidad Valenciana, previsto para septiembre o principios de octubre, será 'muy importante'. Una sutil manera de dilatar cualquier anuncio hasta el próximo otoño, el momento en que arrancará de hecho la campaña para las elecciones autonómicas de mayo de 2003.

Respecto al desarrollo del congreso, Zaplana se mostraba exultante a todos los efectos. Apuntó los buenos resultados obtenidos por la delegación valenciana en las dos vertientes, ideológica y orgánica, que tiene todo congreso. 'Nuestras aspiraciones programáticas han prosperado todas, salvo algunas cuestiones de matiz', explicó. 'Y hemos duplicado numérica y proporcionalmente nuestra representación en los órganos de gobierno del partido', añadió.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS