Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior expulsará a 28 inmigrantes detenidos tras la carga policial de Almería

El Ministerio del Interior ha repartido por tres centros de internamiento de extranjeros a los 28 inmigrantes que fueron detenidos el martes pasado en Almería durante una concentración en demanda de papeles. Ocho de ellos permanecían ayer ingresados en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Málaga, otros 12 inmigrantes se encontraban en un centro similar de Murcia mientras los 8 restantes estaban internados en Valencia.

Los 28 inmigrantes esperan la tramitación del expediente de expulsión que anunció el subdelegado del Gobierno en Almería, Fernando Hermoso, tras la dura carga policial contra ellos en esta ciudad, cuya contundencia ha levantado las críticas de partidos políticos y asociaciones. Éstas censuran la medida de Hermoso y apoyan a los inmigrantes, que se manifestaron en Almería al no haber conseguido legalizar su situación tras el último proceso de regularización abierto por el Gobierno. El propio Defensor del Pueblo andaluz, José Chamizo, se sumó a las críticas y ha presentado una queja de oficio a raíz de la actuación policial.

Los 28 ciudadanos magrebíes y subsaharianos fueron trasladados a Málaga, Valencia y Murcia durante la tarde del miércoles. La Subdelegación del Gobierno en Málaga indicó ayer que estos norteafricanos, todos hombres, no serán repatriados al menos hasta la próxima semana, si bien pueden permanecer internados un máximo de 40 días, de acuerdo con la Ley de Extranjería. El traslado de todo el grupo al CIE de Málaga fue descartada porque el recinto, preparado para unos 100 internos, está casi al límite de su capacidad. Tampoco habrá plazas libres en breve, ya que sólo dos ciudadanos rumanos abandonaron el centro ayer.

Abogados de oficio

Desde que conocieron la llegada de los inmigrantes, una quincena de representantes del Movimiento contra el Paro, la Pobreza y la Exclusión Social y de la asociación Ninguna Persona es Ilegal acamparon frente al centro de internamiento. Allí bloquearon la salida de cualquier vehículo policial durante la madrugada del jueves y el día de ayer. Los manifestantes sólo permitían el paso cuando comprobaban que los ocupantes de los vehículos no eran los inmigrantes pendientes de expulsión. A pesar de numerosos momentos de tensión entre policías y manifestantes, no se registraron incidentes significativos.

El portavoz de la primera de estas asociaciones, Nicolás López, lamentó la 'clandestinidad' con la que el Gobierno 'mueve y encierra' a los inmigrantes como 'criminales cuando se supone que estas actuaciones están amparadas por la ley'. Esta circunstancia provocó que los abogados de las asociaciones de defensa de los inmigrantes no hayan podido prestar asesoramiento legal a los 28 detenidos en Almería. 'Por eso les han asignado abogados de oficio y así no tenemos detalles de cuándo serán deportados o de los posibles traslados', afirmó López.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de enero de 2002