Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:PAT COX | Presidente del Parlamento Europeo

'Europa exige una verdadera reforma constitucional'

Por primera vez en el Parlamento Europeo, su presidente es el líder de un grupo minoritario. Eurodipu-tado desde 1989, el liberal Pat Cox (Dublín, 1952) era el jefe del Grupo del Partido Europeo de los Liberales, Demócratas y Reformistas (ELDR), que sólo cuenta con 51 de los 626 escaños. Pero gracias a su pacto con el mayoritario Grupo del Partido Popular Europeo (PPE), este antiguo periodista de televisión contó con suficientes apoyos para ser elegido para el cargo el martes de la pasada semana.Su antecesora, la francesa Nicole Fontaine, se convirtió en una buena aliada de España con su firmeza frente al terrorismo. Cox afirma que seguirá esa línea, pero que Europa también debe respetar los derechos democráticos ante posibles extradiciones a EE UU o ante el trato a los presos talibanes en Guantánamo.

'Hay motivos para preocuparse y la UE debe estarlo en lo que se refiere a Guantánamo'

'El Parlamento Europeo ha demostrado estar comprometido en la lucha antiterrorista'

Pregunta. ¿Está Europa en un momento de crisis de identidad?

Respuesta. Vivimos una época de desafío. El lanzamiento del euro es un soplo de aire fresco para el ciudadano y demuestra que la UE avanza hacia la integración. La convención sobre la reforma servirá para debatir y dar respuesta a la nueva ampliación y a sus consecuencias. Y en ese gran debate deben participar los políticos, los ciudadanos y los medios de comunicación.

P. ¿Cómo imagina la Europa de 2010?

R. Europa estará más unida después de la próxima ampliación. Seguramente para entonces estarán llamando a la puerta los países del Sureste europeo. Soy partidario de mantener el método comunitario, es decir, que exista un equilibrio entre las actuales instituciones, Parlamento, Consejo y Comisión. Pero creo también que dentro de ese equilibrio, el Parlamento Europeo debe reforzar sus competencias como institución democrática.

P. Pero ¿tiene alguna preferencia sobre el modelo de sistema que hay que construir?

R. Miren, yo comparo la actual situación con la del nacimiento de un niño. Primero llega el bebé y luego se le da el nombre. Por eso primero hay que elaborar unas bases de valores fundamentales comunes para toda la UE. Esto exige una verdadera reforma constitucional.

P. ¿Cómo valora que el Grupo Popular Europeo lo sometiera a un férreo examen previo sobre su fe antiterrorista?

R. La elección presidencial en esta ocasión no ha tenido ningún precedente. Cada candidato, y no sólo yo, tuvo que pasar por cada uno de los grupos. Tuvimos que mirar a la gente cara a cara. Fue una situación excepcional, una ruptura desde el punto de vista democrático muy buena para el Parlamento y que me da más legitimidad. Opino que los colegas tienen perfecto derecho a suscitar cualquier tema político. Se habló también del terrorismo. No me sentí interrogado. Tengo actitudes y valores que se han ido configurando con el paso del tiempo y no estaban en venta durante la campaña.

P. ¿Comparte la inquietud de algunos eurodiputados de que la cooperación de la UE con EE UU en la lucha antiterrorista puede comprometer los valores democráticos europeos?

R. Los textos fundamentales de la UE, y más recientemente la Carta de Derechos Fundamentales, condenan la pena de muerte y piden su abolición en todo el mundo. ¿Debe haber una extradición de un europeo a EE UU? Sólo en el caso de que haya garantías de que no se le aplique la pena de muerte. Pero además debemos asegurarnos de que una orden de detención sea tratada en un tribunal civil. El Parlamento Europeo ha demostrado estar muy comprometido en la lucha contra el terrorismo, pero también con los valores democráticos. Y seguirá estándolo, porque rebajar el nivel de respeto hacia los procesos justos y la libertad supondría permitir ganar a los terroristas.

P. ¿Hay razones para inquietarse sobre las condiciones de los presos en Guantánamo?

R. Apoyo lo dicho por el alto representante de la UE, Javier Solana, y por la comisionada de Naciones Unidas para los refugiados, Mary Robinson, de aplicar la convención de Ginebra. Por las fotografías que he visto, parece que a los prisioneros se les mantiene en la oscuridad sin ver ni oír, lo cual comporta riesgo de pérdida sensorial. Un fallo de 1972 del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre un caso de procesados dictaminó que la pérdida sensorial es una forma de tortura. Por tanto, hay motivos para preocuparse y la UE debe estarlo en lo que concierne a Guantánamo.

P. ¿Qué papel deben desempeñar las regiones en el futuro de Europa y qué nivel de representación deben tener en las instituciones europeas?

R. Cuando existe un orden constitucional regional, compete a las instituciones de los Estados miembros y a sus regiones fijar los mecanismos de relación con la UE y la Unión debe respetar la diversidad que proponga el Estado miembro. Permítanme un ejemplo. En Edimburgo un ministro escocés fue el representante británico en el Consejo de Pesca de la UE, porque el problema de la pesca estaba en la esfera de influencia escocesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de enero de 2002