Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas acusan al PP de instrumentalizar a las patronales

La ejecutiva del PSPV pedirá entrevistas con la CEV y L'Empresarial

La dirección de los socialistas valencianos expresó ayer su preocupación por la instrumentalización que el Consell de Eduardo Zaplana y el PP realizan de las organizaciones empresariales. La ejecutiva del PSPV analizó el proceso de renovación de las asambleas de las cajas de ahorro valencianas y fijó su posición sobre los criterios a utilizar sobre la representación de los empresarios en los órganos de gobierno de las citadas entidades financieras. Además de esta cuestión, el PSPV revisió su estrategia política.

El debate sobre las cajas de ahorro valencianas centró ayer buena parte del debate interno de la dirección socialista. Para el PSPV, la actuación de los populares en la renovación de las asambleas de las cajas ha deteriorado de manera importante la imagen de las organizaciones empresariales, donde además se ha generado un sordo malestar.

Fuentes asistentes a la reunión indicaron que el secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla argumentó que los presidentes de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) y de la Cámara de Comercio de Valencia, Rafael Ferrando y Arturo Virosque, se han convertido en correa de transmisión del Partido Popular y no representan al conjunto del empresariado. Ferrando y Virosque, elegidos en la candidatura dael PP por el cupo de la Generalitat fueron nombrados la semana pasada miembros de la comisión ejecutiva de Bancaixa. Los socialistas reiteraron su disposición a que los empresarios esten representados en los órganos de gobierno de las cajas de ahorro pero de 'una manera seria y consensuada' con la oposición.

En el transcurso del debate sobre las cajas de ahorro, la dirección socialista acordó abrir una ronda de conversaciones con las organizaciones empresariales, empezando con la CEV y L'Empresarial. Unas reuniones en la que expresarán al propio presidente de la CEV, Rafael Ferrando, su malestar por la situación y su preocupación por una actuación personal que, a entender del PSPV, perjudica a la organización empresarial que representa.

La cúpula de los socialistas valencianos también analizó su estrategia política para los próximos meses, destinada a reforzar su presencia social y la labor de oposición a los populares. Una cuestión de la que hoy se hará partícipes a los secretarios comarcales en el consejo territorial. En la reunión se comunicó que el expediente abierto e la edil alcoyana Julia Company, ex portavoz de la ejecutiva, se remitirá a la federal para que resuelva.

Por otra parte, los socialistas llamaron ayer la atención sobre las malas relaciones entre Eduardo Zaplana y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que han presentado enmiendas al congreso del PP sin consultarse. La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Ana Noguera, se mostró sorprendida de que Barberá, presente como enmiendas al congreso de su partido iniciativas que no ha desarrollado como presidenta de la Federación Española de Municipios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2002