Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aparecen dos nuevos focos de peste porcina en granjas de Osona

Lejos de erradicarse, la peste porcina clásica en Osona parece que se extiende. Ayer se conocía la sospecha de dos nuevos casos de la enfermedad: uno en una granja de Vic y otro en una explotación de Les Masies de Voltregà.

Los primeros análisis realizados en los laboratorios de Bellaterra parecen confirmar la aparición de los dos nuevos focos de la enfermedad. Sin embargo, ayer el Departamento de Agricultura, Ganadería y Pesca no confirmó oficialmente los dos nuevos casos y sólo lo hará cuando se conozcan los resultados definitivos a partir de los análisis que ya realiza el laboratorio de referencia de Valdeolmos, en Madrid.

Uno de los dos posibles nuevos casos se ha detectado en la explotación Mas Pou de Vic. Esta granja está situada en el radio de vigilancia de uno de los primeros casos que surgieron en la comarca. La otra granja, la de Mas Lledó, en Les Masies de Voltregà, está situada también en el radio de un kilómetro del último foco confirmado hasta ahora, el de Coll-Suri, en Manlleu. Estas dos instalaciones comparten algún trabajador y el sacrificio de los animales ya se ha realizado.

La zona donde han aparecido los dos nuevos focos está muy masificada y, de confirmarse el positivo, habría que sacrificar unos 15.000 animales en un kilómetro a la redonda. Con ellos se elevarán a ocho los focos de peste porcina clásica registrados en Osona desde el rebrote de la epidemia el pasado 7 de diciembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2002