Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El contingente de inmigrantes para Almería en 2002 ascenderá a 717

El sector de la construcción es el que más trabajadores absorbe

El contingente de trabajadores extracomunitarios para el año 2002 asignado por el Gobierno para la provincia de Almería asciende a 717 personas, que cubrirán otros tantos puestos de trabajo. Según se establece en el acuerdo aprobado por el Consejo de Ministros y publicado en el Boletín Oficial del Estado el 12 de enero, esos empleos tendrán carácter estable y una duración mínima de nueve meses.

De los 717 inmigrantes del cupo de este año, 281 es la demanda establecida para el sector de la construcción, canteras y serrerías de mármol. El otro ámbito de trabajo que mayor número de inmigrantes acogerá será el servicio doméstico, para el que se contemplan 222 personas. El resto del cupo aprobado se distribuye entre 157 trabajadores para transporte de viajeros y mercancías, 32 para las industrias del metal y 25 para empleos como limpiacristales, lavacoches y similares.

Por lo que se refiere al sector agrícola, este contingente obvia la asignación de inmigrantes a ese ámbito de trabajo. Eso se debe a que para la agricultura se establecen contratos temporales y están recogidos en otro apartado.

Emilio Asensio, responsable de inmigración de Comisiones Obreras en Almería, explica que 'para contratos temporales agrícolas desde la comisión ejecutiva provincial del Inem pedimos 1.500 personas y se han aprobado 1.978 y ésa es la cifra tope a la que podrá ascender la demanda de los empresarios agrícolas'.

La comisión ejecutiva provincial del Inem, integrada por representantes sindicales, empresariales, Gobierno central y Junta de Andalucía, solicitó en su día para el contingente de 2002 (obviando los contratos temporales referidos a la agricultura) una horquilla de entre 975 y 1.300 trabajadores. Finalmente el cupo asignado ha sido de 717 personas.

Este año el contingente cambia su filosofía respecto a años anteriores y, según Emilio Asensio, 'hace lo que debió de hacer desde el principio, que es realizar las ofertas de trabajo en el país de origen'.

Además, se trata de ofertas genéricas, no nominativas. Las ofertas deben presentarlas las empresas a través de las organizaciones que las representan y la contratación se hará en los países de procedencia de los trabajadores a través de las comisiones de selección previstas en los acuerdos firmados por España con Colombia, Ecuador, Marruecos, Polonia, República Dominicana y Rumanía. La contratación de trabajadores de estos países tendrá carácter preferente.

Los trabajadores que sean seleccionados, tras firmar los contratos de trabajo en su país, obtendrán un visado que les permitirá la entrada legal en España y, una vez aquí, con el resguardo de presentación de su solicitud de permiso de trabajo y residencia, se incorporarán de modo inmediato a su puesto de trabajo y serán dados de alta en la Seguridad Social.

El plazo de presentación de solicitudes por parte de las organizaciones empresariales para la adjudicación definitiva de plazas en el contingente 2002 termina el próximo 15 de febrero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de enero de 2002