Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves dice que no se opondrá a que alguno de sus consejeros sea candidato en las municipales

Zapatero se congratuló en Málaga de que fracasara el ataque del PP contra el presidente de la Junta

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, afirmó ayer que no se opondrá a que alguno de sus consejeros sea candidato en las elecciones municipales y se mostró dispuesto a informar al Parlamento de las obras que se preparan en el Palacio de San Telmo. Ayer en Málaga, en la apertura de la II Convención Municipal Socialista, el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, se congratuló 'porque ha quebrado la estrategia de descrédito del PP contra Chaves'. El líder socialista ironizó sobre el mantenimiento de Teófila Martínez como candidata popular a la presidencia de la Junta: 'A lo mejor nos salimos'.

Manuel Chaves asistió ayer en Málaga a la apertura de la segunda Convención Municipal socialista, aunque no intervino en el acto. En su discurso Rodríguez Zapatero dijo que los socialistas ganarán las próximas elecciones autonómicas en Andalucía y se alegró de que 'se haya quebrado la estrategia de descrédito y ataque sistemático contra los compañeros andaluces y especialmente contra Manuel Chaves'. Añadió que la dirección del PP 'sabe que esta operación le ha salido mal', pero no descartó que en el futuro vuelva ha producirse una situación similar.

En todo caso, aseguró que se ha propuesto 'erradicar de la vida política las estrategias descalificadoras, las reuniones entre bambalinas, de tirar la piedra y esconder la mano', y que esto 'se acabó de momento en Andalucía por parte del PP'. El líder socialista ironizó sobre el mantenimiento de Teófila Martínez como candidata de los populares a la Presidencia de la Junta. Pidió al PP que la mantenga 'porque a lo mejor nos salimos'.

Por su parte, en declaraciones a la prensa, Manuel Chaves señaló que 'con la instrumentalización de las cajas, el PP ha cosechado su segunda gran derrota en Andalucía, tras las elecciones autonómicas de marzo del año 2000'. El presidente de la Junta precisó que en 'esta operación política el PP contó con la ayuda de la derecha económica de Sevilla, la colaboración de los presidentes de El Monte y San Fernando y el apoyo mediático, para desestabilizar el Gobierno andaluz y alterar las reglas del juego democrático.

'Posibilidad abierta'

El presidente Chaves hizo ayer unas declaraciones a Europa Press en las que aseguró que no tiene 'la más mínima duda' de que los actuales alcaldes socialistas de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín; Granada, José Moratalla, y Almería, Santiago Martínez Cabrejas, 'serán las candidatos del partido en esas capitales en las elecciones municipales de 2003'. Sobre el perfil de los candidatos, Chaves apostó por los alcaldables 'que mejor conecten con los ciudadanos', con independencia de que sean o no los que cuenten con mayor respaldo orgánico.

El presidente avanzó que no se opondrá a que algún consejero o consejera de su Gobierno adopte 'la decisión personal' de aspirar a alguna alcaldía en la comunidad, aunque dejó claro que 'en este momento' no conoce 'la pretensión de ningún consejero, ni de ninguna organización provincial del partido' en este sentido. Pese a la cautela con la que envolvió estas declaraciones, Chaves aseguró que 'es una posibilidad abierta' que algún miembro de su Gobierno opte a alguna alcaldía.

Al hilo de esta reflexión el secretario general del PSOE andaluz hizo un llamamiento al conjunto de su organización para 'que no se adelante el debate sobre los candidatos, que en este momento no interesa para nada al conjunto de los ciudadanos'. Indicó que no se celebrarán primarias en aquellas localidades gobernadas por su partido, 'a menos que lo solicite el 40% de los militantes', y que la dirección regional 'tratará de hacer posible que el mayor número de candidatos tenga el grado mayor de consenso dentro del partido'.

El presidente de la Junta también se mostró dispuesto a informar en el Parlamento sobre el proyecto de rehabilitación del Palacio de San Telmo, sede del Gobierno andaluz, y reiteró su intención de no utilizar la residencia oficial que se construirá en el recinto, una vez concluidas las obras. Subrayó que el proyecto de rehabilitación se ha encargado a Guillermo Vázquez Consuegra, 'uno de los arquitectos más prestigiosos de España' y precisó que 'el proyecto tendrá en cuenta la historia del edificio y pasará los controles legales preceptivos'.

Sobre la residencia oficial del presidente, afirmó que es 'lo que más morbo puede despertar', pero quiso dejar claro que no tiene intención de utilizarla. 'Reitero que no me moveré de mi casa; ya he tenido suficientes traslados, entre siete u ocho en los últimos 15 años'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de enero de 2002