Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tribunal aplaza por tercera vez el juicio de la 'Operación Temple'

La Sección Cuarta de la Audiencia Nacional se vio obligada ayer a suspender de nuevo, por tercera vez, el juicio de la Operación Temple. En esta ocasión, debido a que el forense no ha podido elaborar el informe sobre la salud de uno de los procesados, Sigifredo Quintero, que el lunes pasado sufrió un amago de infarto y fue internado en el Hospital Clínico San Carlos.

El forense acudió al centro sanitario para examinar al acusado, pero éste había sido dado ya de alta y trasladado a prisión, donde hoy será visitado por el facultativo. La vista, que se había aplazado hasta esta mañana, tuvo que ser nuevamente suspendida hasta el lunes próximo, aunque no se descartan nuevos incidentes que aboquen en nuevos retrasos, o incluso la anulación de las sesiones que se han celebrado hasta ahora, si el Consejo del Poder Judicial suspende en sus funciones a los tres jueces por la vía disciplinaria.

El juicio ha sufrido ya algunos percances, y entre algunos abogados se asegura que está gafado. El lunes, nada más iniciarse la vista contra los 37 acusados de la introducción de 10 toneladas de cocaína en España, el tribunal ya tuvo que retrasar las diligencias al plantear seis abogados que, a su entender, los jueces carecían de la serenidad suficiente para juzgar. La queja fue rechazada. Luego, el amago de infarto aplazó de nuevo la vista. Y así hasta hoy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de enero de 2002