Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU, dividida ante la destitución de la edil de Cultura de Alcalá

Izquierda Unida está dividida en torno a la destitución de la edil de Cultura de Alcalá, Pilar Fernández (IU), a la que el alcalde, Manuel Peinado (PSOE), retiró el jueves sus competencias argumentando que había cometido irregularidades en la adjudicación de varios contratos.

El coordinador local de IU, Francisco Pérez, el portavoz del grupo de concejales, Luis Suárez, y el coordinador regional, Miguel Reneses, están de acuerdo en que ha habido irregularidades y que la medida era necesaria. Sin embargo, el sector de Ángel Pérez, portavoz de IU en la Asamblea, al que pertenece la edil, defiende la inocencia de ésta y califica su cese de 'maniobra política'.

Pilar Fernández declinó ayer hacer declaraciones y remitió a una conferencia de prensa que dará el lunes. Ángel Pérez y el diputado nacional Antero Ruiz, entre otros, respaldarán a Fernández y asistirán a la comparecencia pública en la que ésta 'defenderá su gestión, documentos en mano', explicó Jesús García, militante alcalaíno y miembro del Consejo Político Regional.

'Incorrecto e inflexivo'

García criticó ayer que el alcalde retirase la concejalía a Fernández: 'En todo momento, Pilar ha estado colaborando con él. Es incorrecto e irreflexivo, no lo entendemos y menos con el argumento que se está dando, porque esos contratos están firmados por el alcalde, y un alcalde no puede argumentar que no sabe lo que firma'.

García -que no quiso aclarar si la Concejalía de Cultura había contratado los servicios de varias empresas privadas con el mismo domicilio social, sin un concurso público- aseguró que la destitución de Fernández es una maniobra política promovida por Suárez para hacerse con la concejalía.

El alcalde manifestó: 'El gerente de la Fundación Colegio del Rey [organismo encargado de la programación cultural y al que afectan los contratos por los que ha sido destituida la concejal] vino el 5 de diciembre a presentar su dimisión, porque había cuestiones administrativas que no podía tramitar por motivos de conciencia. Eso me llevó a iniciar una investigación'.

Reneses respaldó el proceso seguido por la cúpula alcalaína de IU para pedir la dimisión de la edil y sólo se quejó de que el alcalde retirase las competencias a Fernández sin haber consultado con las directivas regionales de IU y PSOE, ya que el reparto de concejalías en los gobiernos de coalición forma parte de los acuerdos suscritos en 1999.

Tome la decisión que tome Fernández respecto a su posición futura en la corporación alcalaína, PSOE e IU seguirán sumando mayoría absoluta. Fernández es la tecera edil del ejecutivo a la que Peinado retira sus competencias alegando la perdida de confianza. Los dos anteriores eran del PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de enero de 2002