Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaime Botín abandona la comisión ejecutiva del SCH mientras estudia una reforma de la estructura directiva

Jaime Botín-Sanz de Sautuola, vicepresidente segundo del Santander Central Hispano (SCH) y presidente de Bankinter, abandonará su puesto en la comisión ejecutiva del SCH, aunque continuará en el consejo. Este cambio se propondrá el próximo lunes, durante la celebración del consejo de administración.

Con esta medida, adelantada por Expansión Televisión, la entidad presidida por su hermano Emilio Botín, pretende volver a una situación de normalidad, una vez terminado el periodo de copresidencia tras la marcha de José María Amusátegui en agosto pasado. En los acuerdos de fusión se estableció que Jaime Botín era el sucesor del presidente Emilio Botín en caso de fallecimiento de éste. Por esta razón, era lógico que Jaime Botín ocupara un puesto en la comisión ejecutiva para seguir el día a día del banco.

Sin embargo, esta posición no era cómoda para Emilio Botín, ya que el Banco de España no veía con buenos ojos que Jaime Botín, presidente de una entidad competidora como es Bankinter, estuviera presente en el máximo órgano ejecutivo del SCH. Ahora ambos hermanos ocupan la misma situación que en el Banco Santander.

Nuevos cambios

Emilio Botín aprovechará esta salida para remodelar la comisión ejecutiva. En la entidad se da por seguro que Fernando de Asúa Álvarez, también es miembro de esta comisión, abandone el consejo el lunes próximo. A estas dos bajas se unieron las de Amusátegui y a la de Santiago Foncillas, vicepresidente cuarto, que también se marchó en agosto. Así la comisión ha pasado de tener 10 miembros a sólo seis -entre los que se encuentran Ana Patricia Botín y Rodrigo Echenique-, lo que podría dar pie a la entrada de algún otro consejero que ahora está fuera.

Los cambios que se produzcan en la comisión ejecutiva son de máxima importancia para la marcha del banco, ya que Emilio Botín ha dado máxima preponderancia a la comisión ejecutiva frente a la directiva, formada por 16 miembros tras la marcha de Juan María Nin al Banco Sabadell. Esta comisión ha pasado de tener reuniones semanales a quincenales, mientras que las de la comisión ejecutiva son una vez a la semana.

Dentro del propio Santander Central Hispano se comenta que el gran número de miembros presentes en la comisión ejecutiva, diseñada por Ángel Corcóstegui, vicepresidente primero y consejero delegado, la convierte en poco operativa. Por esta razón, en la entidad se espera una remodelación de esta comisión, en donde está Joan David Grimá, director general del grupo industrial y, a la vez, consejero delegado y vicepresidente del grupo de telecomunicaciones Auna.

Por otro lado, parece que serán siete los consejeros que abandonen el máximo órgano de poder de la entidad. Además del mencionado Fernando de Asúa, otros tres consejeros procedentes del BCH dejarán la entidad: Gonzalo Hinojosa, Pedro Ballvé y Axel von Ruedorfell, representante del Commerzbank. Entre los nombrados por el Santander, dejarán el banco Antonino Fernández, presidente del grupo Modelo, fabricante de la cerveza Coronita; Harry P. Kamen, representante del grupo asegurador Metropolitan Life, y el independiente Manuel Soto, presidente de Hewlett-Packard.

Las importantes bajas del consejo, en el que sólo queda un tercio de los miembros procedentes del Central Hispano, suponen un reforzamiento del poder de Botín, si bien en la entidad se asegura que no tienen por qué afectar al futuro de Ángel Corcóstegui.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de enero de 2002