Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE acuerda subidas en las capturas de merluza y recortes en otras 8 especies

La Comisión Europea tuvo que ceder ayer, otro año más, ante el regateo de los ministros de Pesca durante la negociación de los niveles de capturas pesqueras que la flota comunitaria podrá realizar en los caladeros europeos en 2002. En términos generales, los pescadores españoles podrán pescar menos abadejos, bacaladillas, anchoas, cigalas, gallos, jureles, lenguados y rape que este año. En la merluza se logró aumentar el volumen de capturas en aguas irlandesas y británicas, Gran Sol y golfo de Vizcaya, pero en las ibéricas se recortan.

Cerca de 26 horas de negociación sin pausa han llevado a este resultado en uno de los Consejos de Pesca más largos de los que se recuerdan en Bruselas, para que al final se repitiera la misma situación. La Comisión se intentó conseguir recortes sustanciales en las capturas de especies muy sensibles. Y los Estados miembros acabaron dejándolas en aguas de borraja.

Otro problema enturbió la negociación. Los ministros tenían que decidir si prorrogaban el actual sistema de ayudas a la reestructuración del sector mientras se reforma la Política Común de Pesca. Con la oposición de Francia, se extendió el régimen actual hasta final de junio de 2002.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de diciembre de 2001