Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un vertido ilegal deja a 100.000 personas sin agua en Valladolid

Seis barrios de la ciudad de Valladolid, unas 100.000 personas, están sin agua potable o sufren cortes intermitentes del suministro, como consecuencia de un nuevo vertido incontrolado al río Duero. Las primeras investigaciones del Servicio para la Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil establecen la localización del vertido en la localidad de Peñafiel y su procedencia podría estar originada en un escape de una de las balsas de contención de pulpa de remolacha en la azucarera de esa localidad.

El vertido fue detectado a última hora del pasado viernes por el sistema de control por satélite de la Confederacion Hidrográfica del Duero, en la localidad de Quintanilla de Onésimo, cuyos responsables pusieron el hecho en conocimiento del Seprona.

El vertido, que ha paralizado el funcionamiento de las depuradoras más importantes de la capital vallisoletana, ha supuesto la declaración de alerta en la ciudad y en los pueblos que se encuentran en el cauce del río Duero. Además, el servicio municipal de aguas ha establecido hasta las ocho de la tarde de hoy la ubicación de camiones cisterna en seis barrios de la ciudad para asegurar el sumistro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de diciembre de 2001