Aumenta la tensión en el campamento de los trabajadores de Avidel

Los 39 trabajadores del matadero de aves de Avidel, cuyas naves ardieron en un incendio el pasado 1 de noviembre por lo que la empresa Vall Companys ha optado por no retomar la producción, se encontraron ayer con la prohibición de la propietaria de usar parte de sus instalaciones como venían haciendo durante este último mes para sus reuniones. Los trabajadores han montado un campamento en la fábrica para exigir el mantenimiento de los puestos de trabajo. Ayer se produjeron momentos de tensión con los guardias jurados que pretendían impedirles el acceso a los comedores donde se reúnen. A última hora de la tarde de ayer, temían ser desalojados por la fuerza.

Los trabajadores habían asistido por la mañana a una reunión con la empresa en la Delegación de Trabajo que resultó nuevamente infructuosa. Vall Companys debía pronunciarse sobre la última propuesta de los trabajadores que, al comprobar que la empresa se mantenía firme en su decisión de suspender la producción, exigían un total de 150 millones de pesetas para pactar una salida negociada del conflicto. La empresa no se presentó a la reunión y mantuvo su oferta inicial: veinte días de indemnización por año trabajado con un tope de doce mensualidades y veinte millones de pesetas a repartir, que la empresa obtendría de una subvención por la no comercialización de harinas cárnicas.

A media tarde, la plantilla pretendía realizar una asamblea en los comedores de la fábrica. Swegún explicó el responsable del comité de empresa, Manuel León, los guardias de la puerta les impidieron el paso alegando que se había producido un robo en las instalaciones y la empresa había decido impedir el acceso de los trabajadores. Tras un forcejeo, los trabajadores consiguieron entrar en el comedor, en el que iniciaron un encierro indefinido, pese a no disponer de alimentos. A última hora de la tarde de ayer continuaba el encierro. La Guardia Civil había desplazó a la zona dos coches patrulla.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS