Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

Glaciación

Llámase Glaciación a la división de tiempos políticos en Andalucía. Comenzó hace unos 25 años, y comprende hasta nuestros días. Esta glaciación se divide en primera modernización, que incluye los iniciales momentos convulsos y es la primera y más larga parte del periodo, y época reciente o segunda modernización, también llamada holoceno, que comienza en nuestros días.

El periodo fue definido en función de la proporción de especies políticas presentes y extintas en el registro fósil institucional. Los estratos que contenían entre un 90 y un 100% de especies vivas fueron asignados a este periodo. Los sistemas basados en la subvención y el apoyo a todo bicho viviente vieron mermadas su altura y configuración por acción de la oposición durante parte del pleistoceno tardío. El pleistoceno primero se caracterizó por la extensión del modelo en forma de delegados de la Junta sobre más de una cuarta parte de la superficie andaluza. Un sistema europeo ayudó a conformar los efectos de la acción de las políticas de ayudas durante esta era y son perceptibles en buena parte de la región.

El período es llamado a veces la era de Chaves porque se cree que los primeros seres humanos dedicados a la actividad política evolucionaron en ella. La flora y fauna dominantes en esta época, que existía en las regiones libres de hielo, eran esencialmente las mismas que las del plioceno, es decir, funcionarios por doquier y cargos designados en función del color de las ideas y el comité provincial correspondiente. Mientras se acumulaba hielo y nieve en latitudes altas, esto es, en consejeros y directores generales, en las latitudes más bajas aumentaban las ganas de promocionar y ocupar los espacios vacíos. Todo ello permitió que algo de vida vegetal y animal floreciera en algunas áreas mientras hoy otras son yermas y áridas.

Durante la época reciente, que comenzó hace unos 5 años, el deshielo hizo que el nivel del cansancio y hastío subiera, inundando grandes superficies de la administración pública. Sin embargo, ello no dificulta para que el más conocido individuo de la especie haya anunciado su predisposición a proseguir una quinta legislatura más. Nueva glaciación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de diciembre de 2001