Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo gobierno de Estepona cifra en 18.000 millones la deuda local

El PSOE dice que el déficit se falsea para justificar la venta de suelo

El nuevo gobierno de Estepona, que forman el PP y ex ediles del GIL, estima que la deuda municipal es de 18.000 millones, unos 6.000 más que hace dos años, cuando asumió el Ayuntamiento una coalición de cuatro partidos (PSOE-PP-IU-PA). El anterior concejal de Hacienda, el socialista Francisco Zamorano, respondió que los datos son falsos y que el gobierno miente 'con el fin de justificar el regreso a la política de convenios urbanísticos del grupo GIL con fines ilegales'.

El concejal de Hacienda, José Gérez, procedente del Grupo Independiente Liberal (GIL) dijo que los datos están en un informe del interventor municipal. Señaló que la deuda con la Seguridad Social supera los 3.200 millones de pesetas, mientras que la de la Hacienda está en torno a los 450 millones. Según Gérez, la Tesorería de la Seguridad Social reclama al consistorio otros 4.500 millones de pesetas, de los que 3.600 corresponden al Ayuntamiento y el resto a las sociedades municipales.

Además, cifró la deuda con los bancos en 3.780 millones de pesetas y en más de 6.800 millones la contraída con distintos acreedores. Entre otras, destacó el débito con el Patronato de Recaudación, que, sostiene, supera los 781 millones de pesetas. Consideró que el remanente negativo de tesorería obligará al Ayuntamiento a solicitar la autorización de la Junta de Andalucía a la hora de pedir créditos a largo plazo, y planteó la prórroga de los presupuestos del 2001 para el año próximo.

Zamorano desmintió uno por uno los datos aportados por Gérez. El anterior responsable de Hacienda reconoció la deuda con la Seguridad Social, que recordó es 'herencia' del grupo GIL. 'Nosotros la hemos reducido en 1.500 millones', dijo Zamorano, quien explicó que el plan de saneamiento elaborado por el gobierno cuatripartito 'ha conseguido bajar en dos años el 30% del déficit creado por el equipo de gobierno de Jesús Gil Marín'. El concejal socialista explicó que el remanente negativo de la tesorería ha disminuido en 700 millones y negó que existan deudas impagadas a bancos.

'No hay ni una sola peseta vencida o préstamos impagados', afirmó el edil, quien indicó que cuando el GIL fue desalojado del gobierno municipal las deudas con las entidades bancarias superaban los 800 millones a corto plazo y a 2.200 a largo plazo. 'Estas cantidades han sido pagadas y regularizadas', subrayó Zamorano, quien destacó que el anterior gobierno municipal firmó un convenio con proveedores para pagar las cantidades pendientes en tres años y ha dejado 889 millones en caja frente a los 40 de Gil Marín.

El concejal socialista acusó a Gérez de 'falsear los datos' para 'justificar convenios urbanísticos con fines distintos a los que contempla la ley del suelo'. 'Pretenden generar una situación de caos que justifique el volver a las prácticas de Gil de utilizar suelo para obtener recursos con otros fines que no están contemplados por la ley', apuntó Zamorano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de diciembre de 2001