Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía francesa detiene en Bayona al portavoz de Gestoras Pro Amnistía

Acebes admite la posibilidad de que Olano pueda ser entregado temporalmente para interrogarlo

La policía francesa detuvo ayer en Bayona al portavoz de Gestoras pro Amnistía, Juan María Olano, cuando se disponía a almorzar en un restaurante mexicano con Pantxoa Belin, dirigente de una entidad de apoyo a presos vascos. La captura se produce un mes después de que el juez Baltasar Garzón lanzara contra Olano una orden de detención internacional por pertenencia a banda armada. Durante ese tiempo, el portavoz no sólo no se ha escondido, sino que ha desafiado a las autoridades españolas y francesas con repetidas apariciones públicas, la última en la cadena pública de televisión La Cinquième.

La detención de Olano se produjo sobre las 12.45 de ayer en el barrio de la Pequeña de Bayona, cuando el portavoz de Gestoras acababa de salir del edificio de la Sociedad Erlea (donde tiene su sede el Comité de Ayuda a Presos y Derechos Humanos), para ir a almorzar con Belin en un restaurante mexicano. Diez agentes de la Policía Judicial francesa los abordaron antes de que se sentaran a la mesa. Olano no opuso resistencia, no llevaba documentación falsa ni armas ni ningún elemento que pudiera suponer un delito en Francia.

Ambos fueron trasladados a dependencias policiales de Bayona, desde las que Olano fue llevado a media tarde a la prisión de Gradignan, cerca de Burdeos. Allí permanecerá, en teoría, hasta que culminen los trámites para su extradición a España. Belin quedó libre.

La captura acaba con lo que España consideraba un 'desafío' de Olano a las autoridades de ambos lados de los Pirineos, especialmente a las francesas. El portavoz de Gestoras ha eludido la justicia durante 33 días, en los cuales se ha dejado ver en varias manifestaciones, ha dado dos ruedas de prensa y ha concedido una entrevista en una televisión pública.

Garzón ordenó el 2 de noviembre el ingreso en prisión de 13 miembros de Gestoras, detenidos el 31 de octubre en la operación de la que escapó Olano, cuya orden de detención internacional llegó a Francia el día 4. Todos fueron acusados de pertenencia o colaboración con ETA, ya que, según el juez, 'todos ellos están al tanto y desarrollan las labores propias de su integración en Gestoras (...) con conocimiento y consciencia de la integración en la estructura en ETA- KAS-Ekin, actuando al servicio, todos y cada uno, de la organización terrorista'. También acusó a Olano de participar en el 'entramado mercantil' de la banda

Garzón tendrá que iniciar en los próximos 40 días los trámites de extradición, ya que su entrega inmediata no será posible debido a que el acuerdo firmado entre España y Francia sobre ese particular no está vigente. 'Hay que acudir a las vías de extradición, que estoy seguro que las autoridades judiciales y administrativas francesas tramitarán con agilidad, pero si hay que tomar declaración a Olano o celebrar juicio, podría ser operativa la entrega temporal [entrega, interrogatorio y vuelta]', explicó el ministro de Justicia, Ángel Acebes.

La captura fue saludada ayer por el Gobierno y los partidos. 'Me alegro mucho de la detención, como me alegro de la detención de todo terrorista o de cualquier persona acusada de colaborar con el terrorismo', dijo el presidente del Gobierno, José María Aznar, en la rueda de prensa conjunta que celebró en Varsovia con el primer ministro polaco, Leszler Miller, informa Peru Egurbide.

El vicepresidente y ministro del Interior, Mariano Rajoy, explicó en Madrid que había felicitado a su homólogo francés, Daniel Vaillant, y agregó que la detención se ha practicado 'cuando este señor no buscaba el show ni el espectáculo', es decir, cuando no había ni cámaras ni estaba rodeado de cientos de radicales abertzales como ocurrió en las dos protestas en las que participó Olano. Rajoy descartó que el arresto esté relacionado con el tiroteo de un gendarme por parte de ETA y fuentes policiales francesas dijeron que la detención se habría acelerado para dar respuesta a las presiones españolas.

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, valoró la detención de Olano, cuya actuación, dijo, había provocado la 'zozobra' en los españoles. El líder socialista señaló que vista la 'creciente y positiva' colaboración de Francia seguro que ha habido otras razones para demorar la captura 'que tenían que ver más con la eficacia antiterrorista que con cualquier otra actitud'. Ahí incidió el portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti, para quien la demora demuestra 'cierta descoordinación y cierta actitud pasiva' de la policía francesa. Batasuna, por su lado, cree que la detención 'pone patas arriba el Estado de derecho'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de diciembre de 2001