Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LAS CALLES, EN PERMANENTE ESTADO DE OBRAS

Móstoles paró a Madritel

El gobierno municipal de Móstoles aprobará el miércoles una ordenanza para evitar el caos de las obras. La norma, que será votada en la sesión plenaria de noviembre, tiene 48 artículos que recogen desde las condiciones, plazos y calidades de las obras, hasta los daños y perjuicios y las sanciones aplicadas, que podrán oscilar entre los 600 y los 40.000 euros. 'Esta ordenanza se ha creado para evitar problemas como los que sufrimos con Madritel en mayo; desde entonces hemos paralizado varias obras particulares por falta de coordinación con el Ayuntamiento', dice el alcalde, José María Arteta (PSOE).

Hay que recordar que la operadora de telecomunicaciones por cable Madritel se vio obligada a parar sus máquinas en Móstoles el pasado mayo. El regidor publicó un decreto en el que ordenaba la interrupción de las obras al observar que la empresa abría zanjas 'de forma indiscriminada, sin permiso municipal y sin suficiente control'. El alcalde tomó la decisión apoyándose en informes técnicos que denunciaban, además, que Madritel tampoco dejaba la calzada y las aceras como estaban antes.

'Estamos a favor del cable y no tenemos nada en contra de Madritel, pero nos preocupa el estado permanente de zanjas que tenemos en la vía pública', confesó Arteta. El alcalde recordó ayer que las relaciones con Madritel son ahora fluidas.

Esta empresa de telecomunicaciones no podrá instalar el cable en la calle Mayor de Alcorcón hasta dentro de tres años, a pesar de que esa vía y las aledañas están en obras, según denunció el PSOE, informa F. J. Barroso. Madritel ha respondido tarde a los escritos del Ayuntamiento en los que éste avisaba a esa compañía de la reforma que iba a hacer en esas calles y le pedía que aprovechara para meter el cable, según el edil de Urbanismo, Fernando Díaz, del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de noviembre de 2001