Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En libertad, los imputados en las protestas de Almería

Las cuatro personas reclamadas por el Juzgado número 1 de Almería para testificar como imputados por cuatro delitos derivados de su participación en las movilizaciones contra la instalación de un consulado de Marruecos en Almería, fueron ayer puestos en libertad por el juez Nicolás Poveda. El juez les hizo un requerimiento para que eviten conductas similares a las que les han hecho estar imputados por amenazas, coacciones, un delito contra el orden público y contra los derechos de los trabajadores.

Los imputados eran Emilia Jiménez, Dolores López, Carolina Millán y Juan Manuel Villalba, todos ellos dirigentes vecinales del barrio Mediterráneo-Oliveros, que estuvieron declarando en el Juzgado número 1 desde las cinco de la tarde hasta las ocho y media. Salieron rápidamente, sin hacer declaraciones y cubriéndose los rostros.

Casi 300 personas se desplazaron hasta la sede del juzgado para apoyar a sus representantes, pese a que dos de ellos les pidieron que se dispersaran: 'Estando aquí nos perjudicáis'. La petición no fue atendida por los vecinos, que los recibieron con aplausos cuando salieron del juzgado.

Por su parte, la presidenta del PP, Teófila Martínez, facilitó ayer una peculiar interpretación de lo ocurrido en Almería y opinó que los 'bandazos' del presidente de la Junta, Manuel Chaves, durante las últimas semanas en sus relaciones con Marruecos constituyen un 'detonante muy importante' de los sucesos, informa Efe. Estas afirmaciones fueron calificadas por el consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, de 'absolutamente irresponsables', informa Carmen del Arco, mientras que el de Gobernación, Alfonso Perales, recordó que el Gobierno central es el único que decide dónde se instala un consulado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de noviembre de 2001