Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS EFECTOS DE LA CRISIS

La OPEP liga los recortes de producción de crudo a la postura de Rusia

La actitud de Rusia obstaculiza un importante recorte de la producción de crudo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que ayer aprobó reducir su producción en 1,5 millones de barriles al día siempre que los principales productores que no pertenecen a la organización (Rusia, México y Noruega), también lo hagan y reduzcan sus exportaciones en 500.000 barriles al día. Rusia sólo se ha comprometido a retirar del mercado 30.000 barriles y Noruega se niega a hacerlo.

Para estabilizar el mercado petrolero, en aguda crisis desde el 11 de septiembre, los ministros del Petróleo de los 11 países miembros de la organización decidieron recortar sus exportaciones en un 6% de sus exportaciones totales (oficialmente 23,5 millones de barriles al día) a partir del 1 de enero. Pero el recorte no tendrá lugar si los principales rivales de la OPEP (Rusia, Noruega y México) no aceptan reducir también su propia producción 'de forma sustancial', según palabras de la agencia oficial del cartel, OPECNA. El recorte que se les exigiría a éstos se situaría alrededor de medio millón de barriles diarios. 'La OPEP debería reducir 1, 5 millones de barriles diarios y los no miembros de la OPEP, 500.000. Es una ecuación muy simple', comentó el ministro iraquí del Petróleo, Amir Rasheed, a la agencia Reuters.

Indignación

Ayer los ministros de la OPEP reunidos en la conferencia extraordinaria de Viena no ocultaron su indignación debido al anuncio de Rusia, segundo productor mundial, de recortar sólo 30.000 del total de siete millones de barriles que produce por día. 'Es decepcionante', dijo el ministro de Petróleo de Arabia Saudí, Ali Naimi. 'Los rusos', aseguró, 'disponen de las mayores capacidades, son la clave de la estabilidad de los precios'. También Noruega se negó rotundamente a restringir su producción de crudo. En opinión del ministro del Petróleo de Kuwait, la OPEP ya no es capaz de controlar por sí sola el mercado.

El carácter condicional del recorte de la producción de crudo previsto por el cartel productor del 40% del petróleo mundial no surtió en el mercado un efecto positivo para la OPEP. En Londres, en la tarde del miércoles cayó la cotización del barril de brent a 19,25 dólares, después de haber cerrado el martes a 20,81.

El objetivo de la OPEP sigue siendo estabilizar el precio en torno a los 25 dólares, pero los analistas no descartan una próxima guerra de precios entre productores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de noviembre de 2001