Entrevista:JAVIER SÁNCHEZ HOLGADO | EDIL CRÍTICO DEL PP EN LA LÍNEA

'El Partido Popular se lo está poniendo a huevo a la oposición'

Javier Sánchez Holgado es militante del PP desde 1994 y concejal del Ayuntamiento de La Línea, su localidad natal, desde 1999, año en el que también fue nombrado vicesecretario provincial del PP. Abanderar el sector crítico, opuesto a la integración de los ex concejales del GIL, le ha enfrentado con su partido y le ha costado el cargo municipal; a él y a su esposa, María José Tirado, también edil.

Pregunta. ¿Defraudado?

Respuesta. Me siento sorprendido, porque no esperaba que el alcalde reaccionara destituyendo a dos concejales del equipo de gobierno. Entre otras cosas porque estas delegaciones [Fomento y Comercio] estaban incluidas en el pacto firmado entre el PP y el GIL.

P. ¿Considera roto el pacto?

R. He enviado sendos escritos a las presidentas regional y provincial [Teófila Martínez y María José García Pelayo, respectivamente] diciéndoles que, bajo mi punto de vista, se ha roto, porque ni ésta ni otras condiciones establecidas en el acuerdo se han respetado.

P. ¿Le respalda el partido?

R. Me esperaba más del PP. Lo que nos ha chocado es que, por el hecho de haber optado a la presidencia del partido en La Línea y no haber hecho caso a las recomendaciones que me hicieron, se me esté ahora pasando factura, tanto a mí como a los que integraban mi candidatura.

P. ¿Cree que sufre represalias?

R. No lo sé. Lo que tengo claro es que, como concejales, acabaremos el mandato, pero en el partido no sé. Durante dos años hemos demostrado ser la oposición al GIL y hemos llegado a conseguir su desaparición, pero seguimos sin entender el tránsito del GIL, nuestro enemigo, al Partido Popular. Ahora parece que sobramos los que hemos dado la cara durante este tiempo.

P. ¿Por qué se presentó a presidente local?

R. La candidatura de Sánchez Holgado es lo más coherente que ha habido en los últimos tiempos. Entendíamos que lo que había que renovar eran las ideas y no las personas. Así, desde La Línea hemos visto la situación de una manera y desde arriba se ha visto de otra.

P. ¿El GIL ha dividido al PP?

R. El PP no estaba dividido y, de hecho, ofrecí una mano tendida desde mi candidatura, fuese cual fuese el resultado del congreso. Pero parece que quien gobierna el partido es el alcalde [Juan Carlos Juárez, ex gilista] y que el nuevo comité ejecutivo y el presidente no se pronuncian sobre lo que está ocurriendo. Además, las descalificaciones e insultos internos por parte del alcalde, nos llevan a no entender la situación. Los afiliados que nos apoyaron quieren, al igual que nosotros, la misma lealtad que le mostramos al partido y, por eso, pensamos que tarde o temprano alguien tendrá que intervenir. Porque esto no va a ser patente de corso para los últimos en entrar por la gatera y los que hemos estado aquí siempre dando la cara vamos a ser eliminados de un plumazo.

P. ¿Le beneficia al PSOE esta situación?

R. Si son medianamente inteligentes, sí. Los últimos resultados confirman que vamos hacia atrás. Se lo estamos poniendo a huevo a la oposición, pero no hay reacción. Aunque lo más preocupante es que el pueblo sí está reaccionando.

P. ¿Acatará usted la disciplina de partido?

R. Todos aquellos puntos de pleno que vuelvan a debatirse y en los que el PP votó en contra, seguiré votándolos en contra. En aquellos asuntos en los que considere que se pueden presentar indicios de irregularidad, haré lo mismo. Por ello no descarto romper, lógicamente, la unidad de voto.

P. ¿La alcaldía le costará la organización local al PP?

R. Los militantes del PP ven que éste no es el partido al que han votado. El PP conocía a su gente en La Línea y, con los nuevos fichajes, se inicia una experiencia que no se sabe cómo va a salir. El primer resultado es un enfrentamiento provocado por el alcalde.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción